A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴

Palabras de Antonio Guzmán Blanco en el acto de inauguración del Templo Masónico Nacional en Caracas.

“Esto no es solamente un Templo Masónico; es más que eso, es el Templo que oficialmente levanta el Gobierno de Venezuela a la Independencia de la razón del hombre; templo en que caben sin estorbarse ni contradecirse tanto los hebreos como los cristianos, así los católicos como los cuáqueros, el deísta como el protestante.

Este es el Templo de la humanidad civilizada, lo he levantado sabiendo muy bien lo que hacía y asumiendo la totalidad de las responsabilidades que tan insólito hecho entraña. Desde este punto de vista, encontraréis explicado cómo es que al mismo tiempo que levanto este Templo de la Masonería, estoy construyendo otro al catolicismo, que será el más suntuoso de Sur América y como, si tuviera tiempo, erigiría una Sinagoga y otro templo a la secta protestante.

La civilización del siglo XIX es el triunfo de la Masonería. Con el decálogo, que es el código de la moral universal y eterno, primero, y con Jesucristo, como modelo, después: antes por medio de la asociación y después de Gutemberg, por medio de la imprenta, ha realizado una verdadera transformación en que la barbarie, la ignorancia, o el fanatismo, se han sustituido por la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Jesucristo y Gutemberg son las dos grandes antorchas de la Edad Moderna : Jesucristo como generador de la redentora civilización y Gutemberg como inventor de la máquina para popularizarla hasta en las últimas extremidades sociales.

Lo que se diga dentro y fuera de la República por todos los fanáticos, ilustrados o ignorantes, que para el caso poco importa, no me intranquiliza de manera alguna.

Mis profundas convicciones me dicen que estoy sirviendo a la causa de la humanidad, a la causa de Dios, mejor, muchísimo mejor, que todos aquellos que quisieran detener el mundo, porque no comprenden la inmensidad del Eterno y la grandeza que desde el principio y en cada día, tiene destinada la especie humana.

La Masonería no tiene ya que discutir el libre pensar, ni la libertad del ciudadano, ni ninguna de sus prerrogativas individuales, porque la soberanía del individuo es dogma de la época, lo mismo bajo las monarquías que bajo las repúblicas; pero la Masonería tiene todavía una gran labor que cumplir, proponiéndose en cada nación del orden suyo el imperio del progreso y del porvenir pugnado por la paz como condición inexorable de toda saludable conquista y condenando la guerra como el único medio de éxito que han tenido y pueden tener todas las usurpaciones, y a los fanáticos, verdaderos y únicos enemigos de Dios y de su predilecta humanidad. Este programa es tan patriótico en la legal Inglaterra como en la inestable Francia, en la antigua España como en la moderna Alemania, como en el grande e insólito modelo de los Estados Unidos del Norte, como en Venezuela, como en cada una de las nacientes Repúblicas de la América del Sur.

Ojalá, ya que en Venezuela hemos logrado fundar la paz bajo un gobierno respetable moral y materialmente, ya que la República ha vindicado su soberanía, y ya que hemos entrado en el franco desenvolvimiento intelectual y material de la Patria, la Masonería juzgue de su deber ponerse a la cabeza de la propaganda que condena todos los medios de la fuerza y la violencia, para sustituirlos con los de la paz y la inteligencia.

…Quizás sea ésta la ocasión de proponer a todos los masones que me oyen la reorganización de la Orden, tomando por tema concreto de sus trabajos, la paz, el bienestar y el porvenir de Venezuela. Así vendría a ser la Masonería Venezolana para la consolidación y adelanto de nuestra patria, lo que la Masonería Universal ha sido para los adelantos y civilización de la humanidad en los cinco últimos siglos.

“ Viva la independencia de la razón!
“ Viva la civilización!
“ Viva la confraternidad humana!

Así terminó el acto de la inauguración del Templo Masónico Nacional en Caracas con el discurso del Presidente de la República, General ANTONIO GUZMAN BLANCO, el 27 de Abril de 1876, hace ya 145 años, en un acto solemne, entre las esquinas de Jesuitas y Maturin.

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴
S∴ F∴ U∴ / Memorial dirigido por el general Francisco Miranda a la audiencia de Caracas

...dirijo mis clamores por la primera vez en defensa de los habitantes de Venezuela, que no hayan dado motivo posterior a la capitulación para que se les trate como criminales.

Francisco de Miranda. 8 de marzo de 1813
CASA NATAL DE FRANCISCO DE MIRANDA. La primera residencia ocupada en 1749  por la familia Miranda Rodríguez, ubicada en la esquina de … | Francisco,  Road, Structures
CASA NATAL DE FRANCISCO DE MIRANDA. La primera residencia ocupada en 1749 por la familia Miranda Rodríguez, ubicada en la esquina de El Hoyo N 4, en el antiguo límite entre la parroquia de San Pablo y Santa Rosalía, contigua a la casa de la esquina donde tenía su primera tienda Don Sebastián, padre de Miranda.

En la prisión

D. Francisco Miranda, natural de la ciudad de Caracas, con el debido respeto, a V. A. representa: Que después que por el largo espacio de cerca de ocho meses he guardado el silencio más profundo, sepultado en una oscura y estrecha prisión y oprimido con grillos: después que he visto correr la propia suerte a un número considerable de personas de todas clases y condiciones: después que ante mis propios ojos se han representado las escenas más trágicas y funestas: después que con un inalterable sufrimiento he sofocado los sentimientos de mi espíritu, y, finalmente, después que ya estoy convencido de que por un efecto lamentable de la más notoria infracción los pueblos de Venezuela gimen bajo el duro yugo de las más pesadas cadenas; parece es tiempo ya de que por el honor de la nación española, por la salud de estas provincias y por el crédito y responsabilidad que en ellas tengo empeñadas, tome la pluma en el único y preciso momento que se me ha permitido para reclamar ante la superior judicatura del país estos sagrados e incontestables derechos. Llenaría muchas páginas si fuese a ejecutarlo con la especificación de cuantos sucesos han ocurrido en esta ominosa época; así, sólo me contentaré con exponerlos breve y sucintamente, revestidos con los colores de la verdad y con la precisión que el asunto exige.

Acababan la capital de Caracas y algunas ciudades y pueblos del interior de experimentar la terrible catástrofe del terremoto del 26 de marzo del año próximo pasado, que sepultó entre ruinas y escombros más de diez mil habitantes, cuando, agitada la provincia y aterrados sus vecinos de un temor pánico con las frecuentes convulsiones de la naturaleza, buscaban en los montes y los campos un asilo que, aunque les preservaba su existencia de igual ruina, la exponía a los ardientes calores del sol, a la intemperie y a todos los desastres que son consecuentes, presentando a la humanidad el cuadro más lúgubre y sensible, de que no hay memoria en los fastos del continente colombiano. En estos mismos críticos momentos se internó en el país la expedición procedente de Coro, y aprovechándose de imprevistas circunstancias logró penetrar hasta esa ciudad de Valencia.

Son demasiado notorios los acontecimientos de esta campaña, que omito analizar; pero sí diré que conociendo Caracas el peligro inminente que corría entonces su seguridad, por un movimiento y acuerdo general y espontáneo de todas sus autoridades, y nombrado generalísimo de sus tropas y revestido de todas las facultades supremas que ellas ejercían y depositaron en mis manos, las desempeñé, me parece, con el honor y celo que estaban a mis alcances, poniendo en acción todos los resortes de mi actividad para la consecución de un feliz éxito; pero, sin embargo, de los ventajosos repetidos sucesos que obtuvieron nuestras armas en el puerto de Guayca y pueblo de la Victoria, como por otra parte estaba persuadido del calamitoso estado a que se hallaban reducidas la capital y puerto de La Guaira por la falta de víveres y por la incursión que rápidamente y al mismo tiempo hacían los esclavos de los valles y costas de Barlovento, estimulados con la oferta de su libertad que les hicieron nuestros enemigos, habiendo ya comenzado a acometer en Guatire y otros parajes los más horrendos asesinatos, me hicieron conocer la necesidad absoluta en que me hallaba de adoptar una medida que, cubriendo mi honor y responsabilidad, atajando tantos males trascendentales aun a los mismos que los fomentaban, restituyese a estos pueblos el sosiego y la tranquilidad, repararse en algún modo los desastres del terremoto y, en fin, reconciliase a los americanos y europeos, para que en lo sucesivo formasen una sociedad, una sola familia y un solo interés, dando Caracas al resto del continente un ejemplo de sus miras políticas y de que prefería una honrosa reconciliación a los azarosos movimientos de una guerra civil y desoladora.

Tan saludable idea fue aprobada y aplaudida por todos los principales vecinos de aquella ciudad, consultada con los europeos más juiciosos y sensatos y afianzada en razones de tal conveniencia, que a primera vista eran demostrables. Bajo tales auspicios promoví las primeras negociaciones con el jefe de la expedición de S. M. C.; envié a este objeto emisarios con las instrucciones competentes, y después de un corto armisticio, de algunas contestaciones y de sesgar cuantos obstáculos pudieron oponerse, se celebró por fin con los rehenes correspondientes y con cuantos ritos y formalidades prescribe el derecho general de la guerra, el tratado de capitulación que se manifestó por mí en Caracas, y después se imprimió y circuló en toda la provincia. Poco antes escribí a Cumaná y a Margarita, les participé mi resolución y los preparé a ratificar aquel contrato, que, en efecto, por mi recomendación y consejo sancionaron después ante los comisionados Jove y Ramírez.

En exacto cumplimiento de él se entregaron los pueblos al jefe español, deponen sus armas con prontitud y lealtad y se someten gustosos a un nuevo orden de cosas, que creyeron les produciría el sosiego y la tranquilidad; los más tímidos cobran vigor, y al leer la proclama del comandante general D. Domingo de Monteverde, de 3 de agosto, y la pastoral del M. R. Arzobispo, del 5, se apresuran todos a la regeneración del país y a una sólida pacificación, y nada falta para que la capitulación quede plena y satisfactoriamente cumplida por nuestra parte. ¡Con cuánto placer me lisonjeaba yo de haber llenado mis deberes con decoro e integridad, de haberme identificado con las benéficas intenciones de las Cortes generales de la nación española, de ver al jefe de la expedición fundar su allanamiento en la augusta mente de aquel gobierno legítimo y de observar a lo lejos un horizonte luminoso, cuyas luces vendrían al cabo a restablecer la paz y a unir recíprocamente los interés de ambos hemisferios!

Yo protesto a V. A. que jamás creí haber cumplido mis encargos con mayor satisfacción que cuando, en las desastrosas circunstancias que llevo referidas, ratifiqué con mi firma un tratado tan benéfico y análogo al bien general, estipulado con tanta solemnidad y sancionado con todos los requisitos que conoce el derecho de las gentes: tratado que iba a formar una época interesante en la historia venezolana: tratado que la Gran Bretaña vería igualmente con placer por las conveniencias que reportaba su aliada: tratado, en fin, que abriría a los españoles de ultramar un asilo seguro y permanente, aun cuando la lucha en que se hallan empeñados con la Francia terminase de cualquier modo. Tales fueron mis ideas, tales mis sentimientos y tales los firmes apoyos de esta pacificación que propuse, negocié y llevé a debido efecto.

Francisco de Miranda, en su llegada a La Guaira el 10 de diciembre de 1810, es recibido con entusiasmo por la población, y por Bolívar
(Por Johann Rugendas. Colección Fundación John Boulton)
Fuente: Historia de Venezuela en imágenes, Caracas, Editorial El Nacional y Fundación Polar, 2000

Pero ¡cuál mi sorpresa y admiración al haber visto que a los dos días de restablecido en Caracas el gobierno español, y en los mismos momentos en que se proclamaba la inviolabilidad de la capitulación, se procedía a su infración, atropellándose y conduciéndose a las cárceles a varias personas arrestadas por arbitrariedad o por siniestros o torcidos fines! Estos primeros excesos, cometidos contra la seguridad común y contra el pacto celebrado, agitaron las pasiones de los que sólo buscaban un apoyo para desahogarlas; se multiplican las denunciaciones, se califican por delitos de Estado opiniones políticas sostenidas antes y olvidadas por virtud de aquel contrato; y, en fin, enlazándose crímenes, se abren las listas de una proscripción casi general, que redujo a luto, llanto y desolación a los infelices habitantes que, habiéndose librado de los estragos del terremoto, se entregaron con generosidad y confianza a las seguridades y garantías tantas veces ratificadas.

Para estos procedimientos se pretextan nuevas conspiraciones, proyectos de revolución, juntas subversivas, y se movieron cuantos resortes estaban al alcance de la malicia; los arrestos se repetían y cada día era marcado con la prisión de diferentes personas. Todas estas víctimas fueron conducidas al puerto de La Guaira: unos, montados en bestias de carga con albarda, atados de pies y manos; otros, arrastrados a pie, y todos amenazados, ultrajados y expuestos a las vejaciones de los que los escoltaban, privados hasta de ejercer en el tránsito las funciones de la naturaleza, presentaban a la faz de los espectadores el objeto más digno de compasión y de interés.

Yo vi entonces con espanto repetirse en Venezuela las mismas escenas de que mis ojos fueron testigos en la Francia: vi llegar a La Guaira recuas de hombres de los más ilustres y distinguidos estados, clases y condiciones, tratados como unos facinerosos; los vi sepultar junto conmigo en aquellas horribles mazmorras; vi la venerable ancianidad, vi la tierna pubertad, al rico, al pobre, al menestral, en fin, al propio sacerdocio, reducidos a grillos y a cadenas y condenados a respirar un aire mefítico que, extinguiendo la luz artificial, inficionaba la sangre y preparaba a una muerte inevitable: yo vi, por último, sacrificados a esta crueldad ciudadanos distinguidos por su probidad y talento, y perecer casi repentinamente en aquellas mazmorras no sólo privados de los auxilios que la humanidad dicta para el alivio corporal, sino expirar en los brazos de sus socios, destituídos aun de los socorros espirituales que prescribe nuestra santa religión, hombres que estoy seguro hubieran perecido mil veces con las armas en la mano cuando capitularon generosamente antes que someterse a semejantes ultrajes y tratamientos.

En medio de este tropel de sucesos harto públicos, se promulga en Caracas la sabia y liberal Constitución que las Cortes generales sancionaron el 19 de marzo del año último: monumento tanto más glorioso y honorífico para los dignos representantes que lo dictaron, como que él iba a ser el iris de la paz, el áncora de la libertad y el primero pero el más importante paso que jamás había dado la metrópoli en beneficio del continente americano. Creían los venezolanos que al abrigo y protección de este precioso escudo todo terminaría, que las prisiones se relajarían, que se restablecería el sosiego y la mutua confianza y que un nuevo orden de cosas, un sistema tan franco y liberal, aseguraría perpetuamente sus vidas y sus propiedades.

Mas, ¡quién lo creería! En los actos mismos en que se juraba en los altares ante el Ser Eterno su inviolable observancia, se ejecutan nuevas prisiones del mismo modo que las anteriores, se continúan incesantemente por muchos días, y se llenan de presos las bóvedas de La Guaira y las cárceles de Caracas hasta el extraordinario número de mil quinientas personas, según estoy informado. Tales reveses no se limitaron sólo a esta provincia; Cumaná, Barcelona y Margarita, bajo los auspicios de la capitulación y a la sombra de magistrados rectos e imparciales, gozaban de una paz profunda, de una calma imperturbable, y de todos los bienes y felicidades que les atrajo el exacto cumplimiento de la capitulación y de aquel solemne pacto. De repente, se les presenta un comisionado de la capital, y a despecho de los jefes de aquellos partidos y con vilipendio de la buena fe, son arrestadas, embarcadas con prisiones, y sepultadas en las bóvedas de La Guaira y Puerto Cabello infinitas personas de todas clases y jerarquías, sin perdonar las respetables canas de la edad octogenaria, ni el venerable carácter del sacerdocio.

Vea, pues, aquí V. A. bosquejado el triste cuadro que presenta toda Venezuela en el día, y prescindiendo de cuantos acontecimientos han sido consecuentes, y que por mi situación no han llegado a mi noticia, me ceñiré sólo a inquirir si el estado de desolación y de conflicto general, en que se hallan estos habitantes es, o puede ser conforme en lo más mínimo a las benéficas intenciones de la Península. ¿El interés de ella es por ventura sembrar entre la América y la metrópoli las ruinas de un odio eterno y de una perpetua irreconciliación? ¿Es acaso la destrucción de los naturales del país, de sus hogares, familias y propiedades? ¿Es, a lo menos, obligarlos a vivir encorvados bajo un yugo mucho más pesado que el que arrastraban en tiempo del favorito Godoy? ¿Es, por último, que esta augusta, esta santa Constitución sea sólo un lazo tendido para enredar en él a la buena fe y a la lealtad?

Lejos de nosotros unas hipótesis tan degradantes e indecorosas al carácter, crédito e intenciones de la España. La representación nacional, muy distante de aplicar estas máximas, ha manifestado sus ideas diametralmente opuestas a cuanto se está efectuando en Venezuela. Ella ha invitado con la paz a la América; y Caracas, después de haberla estipulado, es tratada por bárbaros en que no se respetaba el derecho de las gentes como una plaza tomada por asalto en aquellos tiempos. Ella manda sepultar en un perpetuo olvido cuanto hubiese sucedido indebidamente en las provincias disidentes; y a los venezolanos se les atropella, arresta y enjuicia aún por opiniones meramente políticas, que ya estaban admitidas por bases de la nueva Constitución. Ella, en fin, toma un interés decidido por la reconciliación de la América, la llama, la convoca, la incorpora en la gran masa de la nación, la declara igual en derechos, en representación y en un todo a la Península, y le hace el bello presente de unas leyes constitutivas las más sabias y liberales que jamás adoptó la España; y Venezuela es declarada de hecho proscrita y condenada a una degradación civil y absoluta de estas inestimables prerrogativas; y lejos de disfrutar la igualdad que se le ofrece, es casi tenido por delito de Estado el haber nacido en este Continente.

La notoria autenticidad de estos hechos excluye toda prueba que los ratifique. No puede, pues, dudarse un momento que la capitulación ha sido pública y evidentemente violada: que ella debía ser observada con religiosidad por el interés de la España, por el bien del país, y en fuerza de la buena fe, su único garante: que aquel garante, en el concepto y opinión de todos los pueblos, en la inconcusa y no interrumpida práctica de todas las naciones civilizadas, y en la doctrina generalmente recibida de todos los pueblos clásicos, así extranjeros como regnícolas, es y debe ser válido, firme y subsistente. Que la Constitución que proscribe las cárceles insalubres y no ventiladas y toda especie de apremios, ha sido infringida en uno de sus principales fundamentos; que la suerte de tantos honrados ciudadanos que se ven hoy sepultados en bóvedas y oscuras mazmorras, no está de ningún modo asegurada, como debía estarlo en virtud de estos irrefutables documentos, sino que por el contrario se ve expuesta a todos los desastres que dictan las pasiones agitadas y tumultuarias; y por último, que el estado actual de estas provincias es la consecuencia inevitable de unos principios tan viciosos y opresores.

Francisco de Miranda
(Por Lewis B. Adams, c. 1844. Colección Alcaldía del Municipio Libertador)

En tan críticas circunstancias, yo reclamo el imperio de la ley, invoco el juicio imparcial del mundo entero, y sobre todo me acojo respetuosamente a la autoridad de V. A., en cuyas manos reside exclusiva y constitucionalmente el superior poder judicial de este distrito, que es el órgano de las leyes y el instrumento de su aplicación: a V. A., repito, dirijo mis clamores por la primera vez en defensa de los habitantes de Venezuela, que no hayan dado motivo posterior a la capitulación para que se les trate como criminales. Así lo exige la rigurosa justicia, mi propio honor, comprometido altamente para con ellos en favor de su seguridad y libertad: lo enseña la sabia política, lo prescribe la sana moral y lo dicta la razón. De otra suerte aparecería yo el ente más despreciable a la vista de todo el universo que, juzgando imparcialmente de estas materias, me creería indigno de toda consideración por haber prestado una tácita deferencia a las repetidas infracciones que se han cometido y se están cometiendo, no sólo del solemne tratado celebrado entre mi y el comandante general de las tropas españolas, sino, lo que es más, de las leyes o decretos de las Cortes generales de la nación, de 15 de octubre y 30 de noviembre de 1810, ya citados, y de la Constitución publicada, jurada, circulada y mandada observar en estas provincias, que por sí sola me autoriza para reclamar su inviolable cumplimiento.

Con este objeto, pues, me presento a mi nombre y el de todos los habitantes de Venezuela por la vía que me permite mi situación oprimida, y en la forma que mejor haya lugar en derecho, haciendo la más vigorosa reclamación sobre las indicadas infracciones, y protestando cuanto de protestar sea, como y contra quien corresponda, todos los daños, perjuicios, atrasos y menoscabos que se han seguido y siguieren a cada uno de los presos en particular, y a todos en general, y elevar mis quejas hasta el trono augusto de la nación, a donde, si fuere necesario, pasaré yo mismo en persona a vindicar los ultrajes y agravios que hemos recibido. Suplico a V. A. se sirva, en mérito de lo expuesto y en uso de sus superiores facultades, mandar que se ponga en libertad inmediatamente a todos los que se hallan en prisión con este motivo, sin haberlo dado posteriormente a la capitulación celebrada por mí y por el comandante general de las tropas españolas, declarando que no ha habido causa para semejante procedimiento, y que en lo sucesivo no puedan ser molestados, ni perturbados en el goce de los derechos que respectivamente les concede la Constitución: y disponiendo se me comuniquen las resultas de esta reclamación para mi conocimiento y a los demás fines necesarios; y si por las circunstancias en que quizá podrán estar las cosas pareciese indispensable que afiancemos nuestra seguridad y conducta mientras varían, yo desde luego ofrezco dar a V. A. las cauciones que se pidan por mí, y por todos aquellos infelices que por sí no tengan quien los garantice. De esta suerte, creo, se cumple con la ley, se precaven los riesgos, se reparan en parte los males y perjuicios recibidos, se protege la inocencia, se castiga la culpa, y sobre todo, dará V. A. a los pueblos de Venezuela y al mundo entero un público testimonio de su imparcialidad y del carácter con que se halla revestida.

Bóvedas del Castillo de Puerto Cabello,
a 8 de marzo de 1813.

M. P. S.

FRANCISCO DE MIRANDA.

Discurso pronunciado en la Recepción de los Francmasones por el Señor de Ramsay, Gran Orador de la Orden [1737]

LOS DISCURSOS DE ANDREW M. RAMSAY (1736 – 1737)

Discurso del Señor caballero de Ramsay pronunciado en la logia de San Juan el 26 de Diciembre de 1736.

Señores,

El noble entusiasmo que ustedes demuestran para ingresar en la antigua y muy ilustre Orden de los francmasones es una prueba evidente de que ya poseen todas las cualidades necesarias para convertirse en sus miembros. Estas cualidades son la filantropía, el secreto inviolable y el gusto por las bellas artes.

Licurgo, Solón, Numa y todos los demás legisladores políticos no lograron que sus instituciones llegaran a ser duraderas: por muy sabias que hayan sido sus leyes, no han podido extenderse a todos los países y perdurar a través de los siglos. Puesto que se fundamentaban en las victorias y las conquistas, en la violencia militar y en el dominio de un pueblo sobre otro, no han podido llegar a ser universales ni adaptarse al gusto, al genio y a los intereses de todas las naciones. No se basaban en la filantropía: el falso amor por una parcela de hombres, quienes habitan una pequeña región del universo que se llama patria, destruía en todas estas repúblicas guerreras el amor por la humanidad en general. Los hombres, fundamentalmente, no se diferencian por las lenguas que hablan, las ropas que visten o los rincones de este hormiguero que habitan. El mundo entero no es más que una gran república, en la cual cada nación es una familia y cada individuo un niño. Señores, nuestra sociedad se estableció para hacer revivir y propagar las antiguas máximas tomadas de la naturaleza del ser humano. Queremos reunir a todos los hombres de gusto sublime y de humor agradable mediante el amor por las bellas artes, donde la ambición se vuelve una virtud y el sentimiento de benevolencia por la cofradía es el mismo que se tiene por todo el género humano, donde todas las naciones pueden obtener conocimientos sólidos y donde los súbditos de todos los reinos pueden cooperar sin celos, vivir sin discordia, y amarse mutuamente. Sin renunciar a sus principios, desterramos de nuestras leyes todas las disputas que pueden alterar la tranquilidad del espíritu, la delicadeza de las costumbres, los sentimientos afectuosos, la alegría legítima, y aquella armonía absoluta que sólo se encuentra en la eliminación de todos los excesos indebidos y de todas las pasiones discordantes.

Asimismo tenemos nuestros misterios: son signos que representan nuestra ciencia, jeroglíficos muy antiguos y palabras que se tomaron de nuestro arte; todos ellos componen un lenguaje algunas veces mudo y otras muy elocuente para comunicarse a grandes distancias, y para reconocer a nuestros hermanos sin importar su lengua o país. En un primer momento, a los que ingresan nada más se les da a conocer el sentido literal. Es sólo a los adeptos que se les revela el sentido sublime y simbólico de nuestros misterios. Es así como los orientales, los egipcios, los griegos y los sabios de todas las naciones ocultaban sus dogmas por medio de figuras, símbolos y jeroglíficos. A menudo, el sentido literal de nuestras leyes, de nuestros ritos y de nuestros secretos sólo ofrece a la razón un sinnúmero de palabras ininteligibles; sin embargo, los iniciados encuentran en ellos un manjar exquisito que alimenta, que eleva, y que le recuerda al espíritu las verdades más sublimes. Ha sucedido con nosotros lo que casi nunca ha sucedido con otra sociedad. Nuestras logias se han instaurado hace mucho tiempo y se difunden hoy por todas las naciones civilizadas del mundo; sin embargo, entre tan numerosa multitud de hombres ningún hermano jamás ha traicionado nuestro secreto. Desde el momento en que comienzan a formar parte de nuestra cofradía, las personas más frívolas, las más indiscretas y las menos instruidas aprenden a guardar para sí mismas esta gran ciencia: entonces, parecen transformarse y convertirse en hombres nuevos, impenetrables y penetrantes al mismo tiempo. Si alguien rompiera los juramentos que nos unen, no tenemos ninguna ley penal excepto el remordimiento de conciencia y la exclusión de nuestra sociedad, según las siguientes palabras de Horacio:

Est et fideli tuta silentio

Merces: vetabo, qui Cereris sacrum

Vulgarit arcanae, sub isdem

Sit trabibus, fragilemve mecum

Solvat phaselum.

Horacio, antiguamente, fue orador de una gran logia establecida en Roma por Augusto, mientras Mecenas y Agripa eran sus vigilantes. Las mejores odas de este poeta son himnos que compuso para que se cantaran en nuestras orgías. Sí, señores, las famosas fiestas de Ceres en Eleusis, de las cuales habla Horacio, así como las de Minerva en Atenas y las de Isis en Egipto no eran otra cosa que logias de nuestros iniciados, donde se celebraban nuestros misterios con las comidas y las libaciones pero sin los excesos, los desenfrenos y sin la intemperancia en que cayeron los paganos, después de haber abandonado la sabiduría de nuestros principios y la pureza de nuestras máximas.

El gusto por las artes liberales es la tercera cualidad que se requiere para entrar en nuestra Orden, la perfección de este gusto es la esencia, el fin y el objeto de nuestra unión. De todas las ciencias matemáticas, la de la Arquitectura, ya sea civil, naval o militar es, sin duda, la más útil y la más antigua. Es a través de ella que nos defendemos contra las injurias del aire, contra la inestabilidad de las olas y sobre todo contra el furor de otros hombres.

Es por medio de nuestro arte que los mortales han encontrado el secreto de construir casas y urbes con el propósito de reunir las grandes sociedades; el secreto de recorrer los océanos para llevar de uno a otro hemisferio las riquezas de la tierra y de los mares y en fin el secreto de construir murallas y máquinas contra un enemigo más terrible que los elementos y los animales, quiero decir contra el hombre mismo que no es más que una bestia feroz, a menos que su naturaleza sea templada con la dulzura, la paz y la filantropía de las máximas que reinan en nuestra sociedad.

Tales son, señores, las cualidades que se requieren en nuestra Orden de la cual revelaremos ahora, en pocas palabras, el origen y la historia.

Nuestra ciencia es tan antigua como el género humano, pero no se debe confundir la historia general del arte con la historia particular de nuestra sociedad. Han existido en todos los países y en todos los siglos arquitectos, pero todos estos arquitectos no eran francmasones iniciados en nuestros misterios. Cada familia, cada república y cada imperio cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos tiene su fábula y su verdad, su leyenda y su historia, su ficción y su realidad. La diferencia que hay entre nuestras tradiciones y aquellas de todas las demás sociedades humanas es que las nuestras están fundadas en los anales del pueblo más antiguo del universo, el único que hoy conserva el mismo nombre que tenía antiguamente, que no se confunde con las otras naciones aunque esté disperso por todas partes y en fin, el único que ha conservado sus libros antiguos, al contrario de casi todos los demás pueblos en los que éstos se han perdido. Por lo tanto, he aquí lo que he podido recopilar sobre nuestro origen en los antiquísimos archivos de nuestra Orden, en las actas del Parlamento de Inglaterra que hablan frecuentemente de nuestros privilegios, y en la jurisdicción actual de un país que ha sido el centro de nuestra ciencia arcana desde el siglo décimo. Señores, dígnense prestar más atención; hermanos vigilantes protejan la logia, aparten de este lugar la vulgaridad profana. Procul oh procul este profani, odi profanum vulgus et arceo, favete linguis.

El gusto supremo por el orden, la simetría y la proyección sólo pueden ser inspirados por el Gran Geómetra, arquitecto del Universo, cuyas ideas eternas son los modelos de la belleza verdadera. Además, vemos en los anales sagrados del legislador de los judíos que Dios mismo fue el que enseñó al restaurador del género humano las proporciones de la construcción flotante que tenía como función preservar durante el diluvio los animales de todas las especies para que repoblaran nuestro globo, cuando saliera del seno de las aguas. Por consiguiente, Noé debe ser considerado como el autor y el inventor de la arquitectura naval así como el primer gran maestro de nuestra Orden.

La ciencia arcana fue trasmitida por medio de una tradición oral desde Noé hasta Abraham y los patriarcas, el último de los cuales llevó nuestro arte sublime a Egipto. Fue José quien dió a los egipcios la primera idea para la construcción de los laberintos, de las pirámides y de los obeliscos que se han admirado en todas las épocas. Es por esta tradición patriarcal que nuestras leyes y nuestras máximas se difundieron en Asia, Egipto, Grecia y entre todos los Gentiles; sin embargo, rápidamente nuestros misterios fueron alterados, degradados, deformados y mezclados con supersticiones y la ciencia secreta sólo se conservó pura entre el pueblo de Dios.

Moisés, inspirado por el Altísimo, hizo construir en el desierto un templo móvil de acuerdo con el modelo que se le había revelado en una visión celeste en la cumbre de la montaña sagrada, prueba evidente de que las leyes de nuestro arte se observan en el mundo invisible donde todo es armonía, orden y proporción. Este tabernáculo ambulante, copia del palacio invisible del Altísimo, que es el mundo superior, se convirtió después en modelo del famoso templo de Salomón el más sabio de los reyes y de los mortales. Este edificio soberbio sostenido por mil quinientas columnas de mármol de Paros, con más de dos mil ventanas, con capacidad para cuatrocientas mil personas, fue construido en siete años por más de tres mil príncipes o maestros masones que tenían por jefe a Hiram–Abif gran maestro de la logia de Tiro, a quién Salomón confió todos nuestros misterios. Fue el primer mártir de nuestra Orden… su fidelidad se debe conservar… su ilustre sacrificio. Después de su muerte, el rey Salomón escribió en jeroglíficos nuestro estatuto, nuestras máximas y nuestros misterios, y este libro antiguo es el código original de nuestra Orden.

Después de la destrucción del primer templo y el cautiverio de la nación escogida, el ungido del Señor, el gran Ciro que se había iniciado en todos nuestros misterios designó a Zorobabel como gran maestro de la logia de Jerusalén, y le ordenó poner los cimientos del segundo templo donde fue depositado el misterioso Libro de Salomón. Durante doce siglos este Libro se conservó en el templo de los israelitas, pero después de la destrucción del segundo templo y la dispersión de este pueblo durante el imperio de Tito, el antiguo libro se extravió hasta el tiempo de las cruzadas, cuando se encontró parte de él después de la toma de Jerusalén. Se descifró este código sagrado y sin penetrar en el espíritu sublime de todos los jeroglíficos que se encontraron, se resucitó nuestra antigua Orden de la cual Noé, Abraham, los patriarcas, Moisés, Salomón y Ciro habían sido los primeros grandes maestros. He ahí, señores, nuestras antiguas tradiciones. He aquí ahora nuestra verdadera historia.

Desde los tiempos de las guerras santas en Palestina, varios príncipes, señores y artistas se unieron, hicieron voto de restablecer los templos de los cristianos en Tierra santa, se comprometieron por medio de un juramento a emplear su ciencia y sus bienes para devolver la arquitectura a su primitiva constitución, rescataron todos los antiguos signos y las palabras misteriosas de Salomón, para distinguirse de los infieles y reconocerse mutuamente… (y decidieron) unirse íntimamente con…. Desde entonces y después, nuestras logias llevaron el nombre de logias de San Juan en todos los países. Esta unión se hizo a imitación de los israelitas cuando construyeron el segundo templo. Mientras unos usaban la paleta y el compás, los otros los defendían con la espada y el escudo.

Después de los grandes reveses de las guerras sagradas, la decadencia de las armadas cristianas, y el triunfo de Bendocdor Sultán de Egipto durante la octava y última cruzada, el hijo de Enrique III de Inglaterra, el gran príncipe Eduardo, viendo que ya no había seguridad para sus hermanos masones en Tierra santa quiso que todos lo acompañaran cuando las tropas cristianas se retiraron y esta colonia de adeptos se estableció así en Inglaterra. Puesto que este príncipe estaba dotado de todas las cualidades del espíritu y del corazón que forman a los héroes, amó las bellas artes y sobre todo nuestra gran ciencia. Estando en el trono, se declaró gran maestro de la Orden, le otorgó varios privilegios y franquicias, y desde entonces los miembros de nuestra cofradía tomaron el nombre de francmasones.

Desde esta época Gran Bretaña se convirtió en la sede de la ciencia arcana, en la conservadora de nuestros dogmas y en la depositaria de todos nuestros secretos. Desde las islas británicas la antigua ciencia comienza a pasar a Francia. La nación más espiritual de Europa se convertirá en el centro de la Orden y derramará en nuestros estatutos las gracias, la delicadeza y el buen gusto, cualidades esenciales en una Orden cuya base es la sabiduría, la fuerza y la belleza del genio. Es en nuestras logias que en lo sucesivo los franceses verán, sin viajar, como en una pintura sintetizada, las características de todas las naciones y es aquí donde los extranjeros aprenderán por experiencia que Francia es la verdadera patria de todos los pueblos.

Discurso pronunciado en la Recepción de los Francmasones por el Señor de Ramsay, Gran Orador de la Orden [1737]

Señores, el noble entusiasmo que ustedes demuestran para ingresar en la antigua y muy ilustre Orden de los francmasones es una prueba evidente de que ya poseen todas las cualidades necesarias para formar parte de ella. Estas cualidades son la filantropía prudente, la moral pura, el secreto inviolable y el gusto por las bellas artes.

Licurgo, Solón, Numa y todos los demás legisladores políticos no lograron que sus instituciones perduraran; por muy sabias que hayan sido sus leyes, no han podido extenderse a todos los países ni adaptarse al gusto, al genio y a los intereses de todas las naciones. En efecto, no se fundamentaban en la filantropía. El amor por la patria mal entendido y llevado al exceso destruía a menudo en todas estas repúblicas guerreras el amor por la humanidad en general. Los hombres, fundamentalmente, no se diferencian por las lenguas que hablan, las ropas que llevan, los países que habitan ni por las dignidades de las que están investidos. El mundo entero no es más que una gran república, en la cual cada nación es una familia y cada individuo un niño. Nuestra sociedad se estableció para hacer revivir y para propagar las antiguas máximas tomadas de la naturaleza del hombre. Queremos reunir a todos los hombres de mente preclara y de humor agradable no sólo mediante el amor por las bellas artes, sino además mediante los grandes principios de la virtud; en ellos, el interés por la confraternidad se vuelve interés por todo el género humano, por su medio todas las naciones pueden obtener conocimientos sólidos y todos los súbditos de los diferentes reinos pueden cooperar sin celos, vivir sin discordia y quererse mutuamente sin renunciar a su patria.

Nuestros ancestros, los Cruzados, procedentes de todos los lugares de la cristiandad y reunidos en Tierra santa, quisieron de esta forma agrupar a los súbditos de todas las naciones en una sola confraternidad. Qué no le debemos a estos hombres superiores quienes, sin intereses vulgares y sin escuchar el deseo natural de dominar, imaginaron una institución cuyo único fin es reunir las mentes y los corazones con el propósito de que sean mejores. Y, sin ir contra los deberes que los diferentes estados exigen, formar con el tiempo una nación espiritual en la cual se creará un pueblo nuevo que, al tener características de muchas naciones, las cimentará todas, por así decirlo, con los vínculos de la virtud y de la ciencia.

La sana moral es el segundo requisito de nuestra sociedad. Las Ordenes religiosas se establecieron para que los hombres llegaran a ser cristianos perfectos; las Ordenes militares para inspirar el amor por la gloria noble; la Orden de los francmasones se estableció para formar hombres y hombres amables, buenos ciudadanos y buenos súbditos, inviolables en sus promesas, fieles adoradores del Dios de la amistad, más amantes de la virtud que de las recompensas.

Polliciti servare fidem, sanctumque vereri

Numen amicitiae, mores, non munera amare.

Sin embargo, no nos limitamos a las virtudes puramente civiles. Tenemos entre nosotros tres categorías de hermanos: principiantes o aprendices, compañeros o profesos, maestros o perfectos. A los primeros les damos a conocer las virtudes morales y filantrópicas, a los segundos las virtudes heroicas; a los últimos las virtudes sobrehumanas y divinas. De manera que nuestra institución encierra toda la filosofía de los sentimientos y toda la teología del corazón. Es por esta razón que uno de nuestros venerables hermanos, en una oda llena de noble entusiasmo, dijo :

Francmasones, ilustre Gran Maestro

Reciban mis primeros arrebatos

En mi corazón la orden los hace nacer;

¡ Feliz ! si nobles esfuerzos

Me hacen merecedor de la estima de ustedes,

Me elevan a lo sublime verdadero

A la primera verdad

A la esencia pura y divina

Del alma celeste origen

Fuente de vida y de claridad.

Puesto que una filosofía severa, solitaria, triste y misantrópica les quita a los hombres el gusto por las virtudes, nuestros ancestros los Cruzados quisieron que ésta resultara amable con el atractivo de los placeres inocentes, de una música agradable, de un gozo puro y de una alegría moderada. Nuestros sentimientos no son lo que el mundo profano y el vulgo ignorante se imaginan. Todos los vicios del corazón y del espíritu están desterrados, así como la irreligión y el libertinaje, la incredulidad y el desenfreno.

Es con este espíritu que uno de nuestros poetas dice:

Seguimos hoy senderos poco recorridos

Nos esforzamos por construir y todas nuestras

construcciones

Son o cárceles para los vicios

O templos para las virtudes.

Nuestras cenas se parecen a los virtuosos banquetes de Horacio en los cuales uno se sustentaba de todo lo que podía iluminar el espíritu, perfeccionar el corazón e inspirar el gusto por lo verdadero, lo bueno y lo bello:

O! noctes, coenaeque Deum…

Sermo oritur non de regnis domibusve alienis;

…sed quod magis ad nos

Pertinet, et nescire malum est, agitamus; utrumne

Divitiis homines, an sint virtute beati;

Quidve ad amicitias usus rectumve trahat nos

Et quae sit natura boni, summumque quid ejus.

Aquí el amor por todos los anhelos se fortifica. Desterramos de nuestras logias toda disputa que podría alterar la tranquilidad del espíritu, la dulzura de las costumbres, los sentimientos de amistad y la armonía perfecta que tan sólo se encuentra en la eliminación de todos los excesos indebidos y de todas las pasiones discordantes.

Por lo tanto, las obligaciones que la Orden les impone son: proteger a los hermanos por medio de la autoridad, esclarecerlos con sus conocimientos, edificarlos con las virtudes que ustedes poseen, socorrerlos en sus necesidades, sacrificar todo resentimiento personal y buscar todo lo que puede contribuir a la paz, a la concordia y a la unión de la sociedad.

Tenemos secretos: son signos figurativos y palabras sagradas que constituyen un lenguaje a veces mudo y a veces muy elocuente, con el fin de transmitirlo a grandes distancias y reconocer a nuestros hermanos sin importar su lengua o país. Eran, aparentemente, palabras de guerra que los Cruzados se intercambiaban para protegerse de las sorpresas de los Sarracenos, que a menudo se infiltraban disfrazados para traicionarlos y asesinarlos. Estos signos y estas palabras nos recuerdan un aspecto de nuestra ciencia, una virtud moral o un misterio de la fe.

Ocurrió con nosotros lo que muy difícilmente ha sucedido con otra sociedad.

Nuestras logias se han constituido y se difunden hoy en todas las naciones civilizadas y sin embargo, a pesar de tanta multitud de hombres, nunca ningún hermano ha traicionado nuestros secretos. Las personas más frívolas, las más indiscretas y las menos instruidas a guardar silencio, aprenden esta gran ciencia tan pronto como entran en nuestra sociedad ¡ Tan grande es el poder que la idea de unión fraterna tiene sobre los espíritus! Este secreto inviolable contribuye de forma poderosa a vincular los súbditos de todos los países y a volver fácil y mutua la comunicación de las buenas acciones. Encontramos muchos ejemplos de lo anterior en los Anales de nuestra Orden: nuestros hermanos que viajaban a diferentes países de Europa, al encontrarse en una necesidad, se dieron a conocer a nuestras logias y enseguida fueron colmados de toda la ayuda necesaria. Incluso en la época de las guerras más sangrientas, algunos ilustres prisioneros encontraron hermanos donde no creían encontrar más que enemigos. Si alguien rompiera las promesas solemnes que nos vinculan, ustedes saben señores, que las penas más grandes son el remordimiento de la conciencia, la vergüenza por su perfidia y la exclusión de nuestra sociedad según las bellas palabras de Horacio:

Est et fideli tuta silentio

Merces; vetabo qui Cereris sacrum

Vulgarit arcanae, sub isdem

Sit trabibus, fragilemve mecum

Solvat phaselum…

Sí señores, las famosas fiestas de Ceres en Eleusis, de las que habla Horacio, así como aquellas de Isis en Egipto, de Minerva en Atenas, de Urania entre los Fenicios y de Diana en Escitia tenían relación con nuestras solemnidades. En estas fiestas se celebraban misterios donde se podían encontrar muchos vestigios de la antigua religión de Noé y de los patriarcas; luego se cerraban con banquetes y libaciones, pero sin los excesos, los desenfrenos y la intemperancia en que cayeron poco a poco los paganos. Admitir personas de uno y otro sexo en las asambleas nocturnas, oponiéndose así a la primitiva institución, fue la causa de todas las infamias. Es para prevenir semejantes abusos que las mujeres están excluidas de nuestra Orden. No es que somos injustos por considerar el sexo como incapaz de mantener un secreto, sino que su presencia podría alterar ligeramente la pureza de nuestras máximas y de nuestras costumbres:

Si el sexo está desterrado, que no haya alarma

No es un ultraje a su fidelidad

Sino que tememos que al entrar el amor con sus encantos

Produzca el olvido de la fraternidad.

Los nombres de hermano y amigo serían débiles armas

Para proteger los corazones contra la rivalidad.

La cuarta cualidad que se requiere para entrar en nuestra Orden es el gusto por las ciencias útiles y por las artes liberales de todo género; así la Orden exige de cada uno de ustedes contribuir con su protección, su liberalidad o su trabajo a una gran obra para la cual ninguna Academia y ninguna universidad pueden ser suficientes, porque todas las sociedades particulares, al estar compuestas de una cantidad muy pequeña de hombres, no pueden abarcar con su trabajo un objetivo tan inmenso. Todos los Grandes Maestros de Alemania, de Inglaterra, de Italia y de toda Europa exhortan a todos los eruditos y a todos los artistas de la confraternidad a unirse con el fin de proveer la documentación para un Diccionario universal de todas las artes liberales y de todas las ciencias útiles, con la única excepción de la teología y la política. Ya se ha comenzado la obra en Londres; pero con la unión de nuestros hermanos se podrá llevar a su perfección en pocos años. En ella se explicará no sólo el vocablo técnico y su etimología, sino que se presentará también la historia de la ciencia y del arte, sus grandes principios y la manera de trabajar con ellos. De este modo se reunirán las inteligencias de todas las naciones en una única obra, que será como un depósito general, y una biblioteca universal de todo lo bello, grande, luminoso, sólido y útil que existe en todas las ciencias naturales y en todas las artes nobles. Esta obra aumentará cada siglo, a medida que aumenten los conocimientos; es así como se difundirá una noble emulación en el gusto por las Bellas letras y por las Bellas artes en toda Europa.

El nombre de francmasones no debe por lo tanto ser tomado en sentido literal, vulgar y material, como si nuestros instructores hubieran sido simples trabajadores de la piedra o del mármol, o simplemente genios curiosos que querían perfeccionar las artes. No sólo eran hábiles arquitectos que querían consagrar sus talentos y sus bienes a la construcción de los templos exteriores, sino también príncipes religiosos y guerreros que querían iluminar, edificar y proteger los templos vivos del Altísimo. Es lo que seguidamente daré a conocer desarrollando para ustedes el origen y la historia de la Orden.

Toda familia, toda república y todo imperio cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos tiene su fábula y tiene su verdad, su leyenda y su historia, su ficción y su realidad. Algunos consideran que nuestra institución se remonta al tiempo de Salomón, de Moisés, de los patriarcas, de Noé mismo. Otros pretenden que nuestro fundador fue Enoc, el nieto del Protoplasta que construyó la primera ciudad y la llamó con su nombre. Mencioné brevemente este origen fabuloso antes de llegar a nuestra historia verdadera. He aquí, por lo tanto, lo que he podido recoger en los muy antiguos Anales de la historia de Gran Bretaña, en las actas del Parlamento de Inglaterra, que hablan a menudo de nuestros privilegios, y en la tradición viva de la nación británica que, desde el siglo once, ha sido el centro y la sede de nuestra confraternidad.

Desde la época de las guerras santas en Palestina, muchos príncipes, señores y ciudadanos se unieron, hicieron voto de restablecer los templos de los cristianos en Tierra santa y, por medio de un juramento, se comprometieron a emplear sus talentos y sus bienes para devolver la arquitectura a su constitución primitiva. Adaptaron de común acuerdo varios antiguos signos, palabras simbólicas tomadas del fondo de la religión, para diferenciarse de los infieles y reconocerse con respecto a los Sarracenos. Estos signos y estas palabras sólo se comunicaban a los que prometían solemnemente, incluso con frecuencia a los pies del altar, no revelarlos nunca. Esta promesa sagrada ya no era entonces un juramento execrable, como se cuenta, sino un vínculo respetable para unir a los hombres de todas las naciones en una misma confraternidad. Tiempo después, nuestra Orden se unió íntimamente con los caballeros de San Juan de Jerusalén. Desde entonces nuestras logias llevaron el nombre de las logias de San Juan en todos los países. Esta unión se llevó a cabo a imitación de los israelitas cuando construyeron el segundo templo, mientras trabajaban con una mano con la llana y el mortero, llevaban en la otra la espada y el escudo (Esdras cap. IV, v. 16).

Nuestra Orden por consiguiente no se debe considerar como una renovación de las bacanales y una fuente de excesivo derroche, de libertinaje desenfrenado y de intemperancia escandalosa, sino como una Orden moral, instituida por nuestros ancestros en Tierra santa para hacer recordar las verdades más sublimes, en medio de los inocentes placeres de la sociedad.

Los reyes, los príncipes y los señores, regresando de Palestina a sus países, establecieron diferentes logias. Desde la época de las últimas cruzadas ya se observa la fundación de muchas de ellas en Alemania, Italia, España, Francia y de allí en Escocia, a causa de la íntima alianza que hubo entonces entre estas dos naciones.

Jacobo Lord Estuardo de Escocia fue Gran Maestro de una logia que se estableció en Kilwinning en el oeste de Escocia en el año 1286, poco tiempo después de la muerte de Alejandro III rey de Escocia, y un año antes de que Jean Baliol subiera al trono. Este señor escocés inició en su logia a los condes de Gloucester y de Ulster, señores inglés e irlandés.

Poco a poco nuestras logias, nuestras fiestas y nuestras solemnidades fueron descuidadas en la mayoría de los países en los que se habían establecido. Esta es la razón del silencio de los historiadores de casi todos los reinos con respecto a nuestra Orden, a excepción de los historiadores de Gran Bretaña. Sin embargo, éstas se conservaron con todo su esplendor entre los escoceses, a los que nuestros reyes confiaron durante muchos siglos la custodia de su sagrada persona. Después de los deplorables reveses de las cruzadas, la decadencia de las armadas cristianas y el triunfo de Bendocdar Sultán de Egipto, durante la octava y última cruzada, el hijo de Enrique III de Inglaterra, el gran príncipe Eduardo, viendo que ya no había seguridad para sus hermanos en Tierra santa los hizo regresar a todos cuando las tropas cristianas se retiraron, y fue así como se estableció en Inglaterra esta colonia de hermanos. Puesto que este príncipe estaba dotado de todas las cualidades del corazón y del espíritu que forman a los héroes, amó las bellas artes, se declaró protector de nuestra Orden, le otorgó muchos privilegios y franquicias y desde entonces los miembros de esta confraternidad tomaron el nombre de francmasones.

Desde este momento Gran Bretaña se volvió la sede de nuestra ciencia, la conservadora de nuestras leyes y la depositaria de nuestros secretos. Las fatales discordias de religión que inflamaron y desgarraron Europa en el siglo dieciséis hicieron que nuestra Orden se desviara de la grandeza y nobleza de su origen. Se cambiaron, se disfrazaron o se suprimieron muchos de nuestros ritos y costumbres que eran contrarios a los prejuicios de la época. Es así como muchos de nuestros hermanos olvidaron, al igual que los judíos antiguos, el espíritu de nuestra ley y sólo conservaron su letra y su apariencia exterior. Nuestro Gran Maestro, cuyas cualidades respetables superan aún su nacimiento distinguido, quiere regresar todo a su constitución inicial, en un país en que la religión y el Estado no pueden más que favorecer nuestras leyes.

Desde las islas británicas, la antigua ciencia comienza a pasar a Francia otra vez bajo el reino del más amable de los reyes, cuya humanidad es el alma de todas las virtudes, con la intervención de un Mentor que ha realizado todo lo fabuloso que se había imaginado. En este momento feliz en que el amor por la paz se vuelve la virtud de los héroes, la nación más espiritual de Europa llegará a ser el centro de la Orden; derramará sobre nuestras obras, nuestros estatutos y nuestras costumbres, las gracias, la delicadeza y el buen gusto, cualidades esenciales en una Orden cuya base es la sabiduría, la fuerza y la belleza del genio. Es en nuestras logias futuras, como en escuelas públicas, donde los franceses verán, sin viajar, las características de todas las naciones y es en estas mismas logias donde los extranjeros aprenderán por experiencia que Francia es la verdadera patria de todos los pueblos. Patria gentis humanae.

COMENTARIO

Andrew Michael Ramsay, (1686-1743), caballero escocés, discípulo de Fenelón y de Madame Guyon, se recibió masón en 1730 en Londres en una logia andersoniana. Un año antes, el 11 de diciembre de 1729 había sido elegido miembro de la Sociedad Real de Londres. Fué preceptor de grandes familias: Wemyss, Sassenage, Estuardo (Roma, 1724), Château-Thierry, Bouillon. Escribió “Conversaciones de Fenelón con M. de Ramsay” (1710); “Ensayo político” (1719); “Historia de la vida de Fenelón” (1720); “Viajes de Ciro” (1727); “Historia del vizconde de Turenne” (1735); “Plan de Educación” (1741) y “Principios filosóficos de la religión natural revelada unfolded en orden geométrico” (1748). Inicialmente deista, luego se convirtió al catolicismo y se hizo antideista. mantiene Ramsay que para interpretar los símbolos antiguos hay que investigar las fuentes de todas las tradiciones antiguas, “incluidos los libros canónigos de los chinos”, dado que las diversas tradiciones espirituales de la humanidad se remontan a un origen común noaquita. De ello deduce que el cristianismo, identificado con la religión natural, es tan antiguo como la creación.

En 1725 fue instalada una logia en París formada por católicos ingleses exiliados y partidarios del destronado rey Jacobo. La logia había adoptado el nombre de Saint-Thomas nº 1 en memoria de Thomas Beckett, arzobispo de Canterbury, asesinado en 1170. La logia fue fundada por Charles Radclyffe, conde de Derwentwater y el caballero James Héctor Mclean, entre otros. Allí fue pronunciado el discurso de Ramsay.

Primera versión del discurso (1736).

El manuscrito se conserva en la biblioteca de Epernay, manuscrito nº 124 datado el 26 de diciembre de 1736. Tiene las siguientes características:

I.- Se señala que uno de los fines de la masonería es la paz de los pueblos por medio de una Republica universal: “El mundo entero no es más que una gran República, en la cual cada nación es una familia y cada individuo un niño. Señores, nuestra sociedad se estableció para hacer revivir y propagar las antiguas máximas tomadas de la naturaleza del ser humano. Queremos reunir a todos los hombres de gusto sublime y de humor agradable mediante el amor por las bellas artes, donde la ambición se vuelve una virtud y el sentimiento de benevolencia por la cofradía es el mismo que se tiene por todo el género humano, donde todas las naciones pueden obtener conocimientos sólidos y donde los súbditos de todos los reinos pueden cooperar sin celos, vivir sin discordia, y amarse mutuamente. Sin renunciar a sus principios, desterramos de nuestras leyes todas las disputas que pueden alterar la tranquilidad del espíritu, la delicadeza de las costumbres, los sentimientos afectuosos, la alegría legítima, y aquella armonía absoluta que sólo se encuentra en la eliminación de todos los excesos indebidos y de todas las pasiones discordantes”.

II.- Se invocan las tradiciones mistéricas antiguas como antecesores de “los misterios masónicos”: “Asimismo tenemos nuestros misterios: son signos que representan nuestra ciencia, jeroglíficos muy antiguos y palabras que se tomaron de nuestro arte; todos ellos componen un lenguaje algunas veces mudo y otras muy elocuente para comunicarse a grandes distancias, y para reconocer a nuestros hermanos sin importar su lengua o país. En un primer momento, a los que ingresan nada más se les da a conocer el sentido literal. Es sólo a los adeptos que se les revela el sentido sublime y simbólico de nuestros misterios. Es así como los orientales, los egipcios, los griegos y los sabios de todas las naciones ocultaban sus dogmas por medio de figuras, símbolos y jeroglíficos. A menudo, el sentido literal de nuestras leyes, de nuestros ritos y de nuestros secretos sólo ofrece a la razón un sinnúmero de palabras ininteligibles; sin embargo, los iniciados encuentran en ellos un manjar exquisito que alimenta, que eleva, y que le recuerda al espíritu las verdades más sublimes”… “las famosas fiestas de Ceres en Eleusis, de las cuales habla Horacio, así como las de Minerva en Atenas y las de Isis en Egipto no eran otra cosa que logias de nuestros iniciados, donde se celebraban nuestros misterios”

III.- El masón ha de ser educado a traves de las siete Artes liberales: “El gusto por las artes liberales es la tercera cualidad que se requiere para entrar en nuestra Orden, la perfección de este gusto es la esencia, el fin y el objeto de nuestra unión. De todas las ciencias matemáticas, la de la Arquitectura, ya sea civil, naval o militar es, sin duda, la más útil y la más antigua. Es a través de ella que nos defendemos contra las injurias del aire, contra la inestabilidad de las olas y sobre todo contra el furor de otros hombres”.

IV: Orígenes prestigiosos de la masonería: “Noé debe ser considerado como el autor y el inventor de la arquitectura naval así como el primer gran maestro de nuestra Orden. El conocía “las ideas eternas” que se expresan en las proporciones del Arca. “La ciencia arcana fue trasmitida por medio de una tradición oral desde Noé hasta Abraham y los patriarcas, el último de los cuales llevó nuestro arte sublime a Egipto. Fue José quien dió a los egipcios la primera idea para la construcción de los laberintos, de las pirámides y de los obeliscos que se han admirado en todas las épocas. Es por esta tradición patriarcal que nuestras leyes y nuestras máximas se difundieron en Asia, Egipto, Grecia y entre todos los Gentiles”. Tal “ciencia arcana transmitida por tradición oral” y “la ciencia secreta” del “misterioso libro de Salomón” o las “palabras misteriosas del rey Salomón”.

Luego pasó a “Moisés, inspirado por el Altísimo, hizo construir en el desierto un templo móvil… copia del palacio invisible del Altísimo, que es el mundo superior, se convirtió después en modelo del famoso templo de Salomón… construido por Hiram–Abif gran maestro de la logia de Tiro, a quién Salomón confió todos nuestros misterios”, después “al gran Ciro que se había iniciado en todos nuestros misterios”, Zorobabel “gran maestro de la logia de Jerusalén”, “donde fue depositado el misterioso Libro de Salomón”. Tras la octava y última cruzada el reyEduardo de Inglaterra amparó a los masones y convirtió su reino en “sede de la ciencia arcana, en la conservadora de nuestros dogmas y en la depositaria de todos nuestros secretos. Desde las islas británicas la antigua ciencia comienza a pasar a Francia”.

V.- La masonería como depositaria de un conocimiento esotérico inmemorial. Este esoterismo tiene un origen bíblico dado que está encubierto tanto en el simbolismo del arca de Noé como en el templo y libro de Salomón. Para ello, Ramsay se remite al libro de Francis Bacon (1501-1626), “Nueva Atlántida” y concretamente a un párrafo que comenta que algunos sabios conservan todavía algunas partes de un libro del rey Salomón relativo a la “historia natural”. Esta idea la toma Bacon de I Reyes 4-33 en donde se dice que Yahvéh otorgó sabiduría a Salomón de modo que “era la sabiduría de Salomón mayor que la de todos los orientales y que toda la sabiduría de los egipcios… y compuso 3.000 proverbios y sus cantares fueron 5.000. También disertó sobre los árboles, desde el cedro del Líbano hasta el hisopo que nace en la pared. También disertó sobre los animales, las aves, sobre los reptiles y sobre los peces”. Y también en Sabiduría 7, 15-21; 9, 8.

Es decir, Ramsay invoca el libro secreto de Salomón, retomando la idea de una historia natural, pero también invoca los episodios bíblicos relativos a la construcción arquitectónica; desde los cuatro altares elevados por Abraham (Génesis 12, 6-8; 13-18; 22, 9), el erigido por Jacob al reposar una noche en la piedra betel (Génesis 28, 10-22)… Ramsay afirma que la arquitectura bíblica se basa en planos revelados por Dios y que el del tabernáculo referido en Éxodo 25, 8-9 reproduce la visión celeste percibida por Moisés. También explica que los planos del templo de Jerusalén revelados a Salomón reproducen el cosmos como símbolo de “la armonía, el orden y la proporción” del “mundo invisible” establecido desde la creación por “el gran geómetra arquitecto del universo”. Finalmente, según Ramsay una parte del esoterismo contenido en el libro de Salomón fue llevado en la Edad Media a Francia por los masones orientales y de allí pasó a Inglaterra.

Segunda versión del Discurso (1737).

La versión de 20 de marzo de 1737 fue publicada en Lettres de M. V. avec plusiers pièces de différens auteurs, La Haya, 1738, pp. 47-70.

I.- “El mundo entero no es más que una gran República, en la cual cada nación es una familia y cada individuo un niño. Nuestra sociedad se estableció para hacer revivir y para propagar las antiguas máximas tomadas de la naturaleza del hombre. Queremos reunir a todos los hombres de mente preclara y de humor agradable no sólo mediante el amor por las bellas artes, sino además mediante los grandes principios de la virtud; en ellos, el interés por la confraternidad se vuelve interés por todo el género humano, por su medio todas las naciones pueden obtener conocimientos sólidos y todos los súbditos de los diferentes reinos pueden cooperar sin celos, vivir sin discordia y quererse mutuamente sin renunciar a su patria”. Además, “Nuestros ancestros, los Cruzados, procedentes de todos los lugares de la cristiandad y reunidos en Tierra santa, quisieron de esta forma agrupar a los súbditos de todas las naciones en una sola confraternidad. Qué no le debemos a estos hombres superiores quienes, sin intereses vulgares y sin escuchar el deseo natural de dominar, imaginaron una institución cuyo único fin es reunir las mentes y los corazones con el propósito de que sean mejores. Y, sin ir contra los deberes que los diferentes estados exigen, formar con el tiempo una nación espiritual en la cual se creará un pueblo nuevo que, al tener características de muchas naciones, las cimentará todas, por así decirlo, con los vínculos de la virtud y de la ciencia”

II.- Hace derivar los grados o categorías profesionales masónicas de la jerarquía de los cruzados: “no nos limitamos a las virtudes puramente civiles. Tenemos entre nosotros tres categorías de hermanos: principiantes o aprendices, compañeros o profesos, maestros o perfectos. A los primeros les damos a conocer las virtudes morales y filantrópicas, a los segundos las virtudes heroicas; a los últimos las virtudes sobrehumanas y divinas. De manera que nuestra institución encierra toda la filosofía de los sentimientos y toda la teología del corazón”. Explica los deberes de todos ellos.

III.- La masonería es heredera de losecretos de la antiguedad: “Tenemos secretos: son signos figurativos y palabras sagradas que constituyen un lenguaje a veces mudo y a veces muy elocuente, con el fin de transmitirlo a grandes distancias y reconocer a nuestros hermanos sin importar su lengua o país… Estos signos y estas palabras nos recuerdan un aspecto de nuestra ciencia, una virtud moral o un misterio de la fe”. Y más concretamente, “las famosas fiestas de Ceres en Eleusis, de las que habla Horacio, así como aquellas de Isis en Egipto, de Minerva en Atenas, de Urania entre los Fenicios y de Diana en Escitia tenían relación con nuestras solemnidades. En estas fiestas se celebraban misterios donde se podían encontrar muchos vestigios de la antigua religión de Noé y de los patriarcas”.

III.- El masón ha de ser educado a traves de las siete Artes liberales: “La cuarta cualidad que se requiere para entrar en nuestra Orden es el gusto por las ciencias útiles y por las artes liberales de todo género… Todos los Grandes Maestros de Alemania, de Inglaterra, de Italia y de toda Europa exhortan a todos los eruditos y a todos los artistas de la confraternidad a unirse con el fin de proveer la documentación para un Diccionario universal de todas las artes liberales y de todas las ciencias útiles, con la única excepción de la teología y la política. Ya se ha comenzado la obra en Londres”.

IV: Orígenes prestigiosos de la masonería: Explica los orígenes de la Masonería resumiento lo ya dicho en el anterior discrurso y añadiendo que “Los reyes, los principes y los señores, regresando de Palestina a sus países, establecieron diferentes logias. Desde la época de las últimas cruzadas ya se observa la fundación de muchas de ellas en Alemania, Italia, España, Francia y de allí en Escocia, a causa de la íntima alianza que hubo entonces entre estas dos naciones… Jacobo Lord Estuardo de Escocia fue Gran Maestro de una logia que se estableció en Kilwinning en el oeste de Escocia en el año 1286, poco tiempo después de la muerte de Alejandro III rey de Escocia, y un año antes de que Jean Baliol subiera al trono. Este señor escocés inició en su logia a los condes de Gloucester y de Ulster, señores inglés e irlandés”.

A diferencia de la primera versión, el tema dominante no es ya el esoterismo del libro del rey Salomón heredado por los masones. Ahora ramsay insiste en otros aspectos:

a) Origen monástico-militar de la masonería. Mientras en el discurso de 1736 Ramsay situa el origen de las logias masónicas de San Juan en la época de las cruzadas y concretamente en los constructores de catedrales góticas herederos de la tradición salomónica, en la versión de 1737, menciona a “nuestros antepasados los cruzados” y el esoterismo de las catedrales góticas que no surge en París, sino en Palestina, en las construcciones edificadas por los cruzados. La prueba de ello es que todavía se conserva el nombre de logia de San Juan en recuerdo de la orden de San Juan de Jerusalén, denominación de la antigua orden del Hospital. Y que los tres grados masónicos proceden de los tres grados de las ordenes monastico-militares como el temple; novicio, profeso y perfecto. Pero Ramsay se equivoca dado que el arte gótico no se origina en Palestina sino en París. La denominación de logia de San Juan no procede de la orden de San Juan de Jerusalén sino de San Juan Bautista como precursor de Jesucristo. Y los tres grados ya están mencionados en la antigüedad, por ejemplo Filón y la Iglesia primitiva.

En todo caso, conviene advertir que Ramsay no menciona expresamente a los templarios.

b) El conocimiento universal. Ramsay sustituye la búsqueda del esoterismo salomónico por el proyecto de elaboración de un diccionario enciclopédico universal. Para ello hace un llamamiento a los masones para colaborar en este diccionario enciclopédico que refleje todo el saber de las bellas artes, las ciencias útiles y las artes liberales. Esta división de las bellas artes en ciencias útiles y artes liberales la toma de la Nueva Atlántida de Francis Bacon. Y la idea de un diccionario enciclopédico también es tomada del mencionado Bacon.

c) El pacifismo de la masonería. Para Ramsay la masonería es esencialmente humanista, por lo que su filosofía es medio para superar las diferencias teológicas o religiosas, las desigualdades sociales, conflictos políticos internos o internacionales, las guerras, etc.

Está muy influido por la Nueva Atlántida de Francis Bacon. Esto supone que en el discurso de 1836 basado esencialmente en la existencia de un esoterismo salomónico, queda minimizado para acentuar como fines de la masonería su vocación universalista, humanista y de contribuir al conocimiento. Según Negrier (p. 323), este cambio se debió a que en 1736 los masones destinatarios del discurso de la logia parisina estaba compuesta mayoritariamente por anglosajones conocedores de la obra de Bacon y por tanto era redundante toda referencia a su pensamiento. Pero en 1737 la logia está compuesta por una mayoría de franceses poco familiarizados con las ideas de Bacon y los Antiguos Deberes, lo que explica la introducción del tema de la herencia medieval caballeresca de la masonería tan al gusto de la aristocracia francesa.

Ambas versiones han sido publicadas y comentadas por P. Négrier, Textes fondateurs de la Tradition maçonnique, Paris, 1995, pp. 305-335. Traducción al español: Nadia Citon y Jamileth Brenes

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴
S∴ F∴ U∴
LIBROS PARA DESBASTAR
“EL TRIUNFO DE LA LIBERTAD SOBRE EL DESPOTISMO”
/ Fundación Biblioteca Ayacucho /
Autor: Q∴ H∴ Juan German Roscio.

“Yo quisiera más bien obrar con las armas en la
mano para vengar los agravios de la patria que
escribir más de lo que he escrito. Nunca fue
ésta mi profesión; pero ella lo debe ser de todo
hombre que ame la libertad y que aspira darla
a sus semejantes.”
ROSCIO. Carta a Martín Tovar (1816).

QQ∴ HH∴ acompañamos espiritualmente como un solo hombre, el acto simbólico de llevar al Panteón Nacional, la memoria histórica de nuestro Q∴ H∴ Juan Germán Roscio.  Nos hacemos uno con su lucha al estudiar su influencia decisiva en los eventos que nos dieron la independencia.

Pero comprender todo el ideario que inspiró esta gesta libertaria, que liberó las fuerzas que por fin dieron al piso con las murallas que impedian nuestra soberanía como nación, solo es posible estudiando su pensamiento. Ese que está expresado en gran parte en el texto que les compartimos hoy, y que con anterioridad había editado y publicado la República a través de la Fundación Biblioteca Ayacucho.

Es mi deseo, y el de nuestra Junta Directiva que este gentil presente sea de honra y provecho para todos mis Queridos Hermanos.

Aquí pueden descargar el Libro:

ATTE. SU Q∴ H∴ JOSÉ GREGORIO SARDELLI BRAVO M∴ R∴ G∴ M∴ EN NOMBRE DE SU JUNTA DIRECTIVA.
.
.
.
.
.

venezuela #1paratodosvzla #granlogiadevenezuela #mrgldv #masonesenfamilia #solsticio #efemeridesmasonicas #aniversario #masonesvenezolanos #hospitalia #granorientedevenezuela #reaa

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴ / S∴ F∴ U∴ / “Solano Ramos el hermano pinareño de Martí”.

Autor: Q∴ H∴ Ariel Díaz Pando. M∴ M∴ de la R∴ L∴ “Armando Díaz Bravo”, Past V∴ M∴ y Diputado de Distrito de Pinar del Río No 1
Realizó una Maestría en estudios históricos y antropología sociocultural cubana. Se desempeña como Director del Museo Provincial de Historia de Pinar del Río

Cuando se escucha el nombre de José Francisco Solano Ramos y Delgado muchas personas lo asocian con el nombre de una calle1, una logia2 e incluso una tarja puesta en la casa que le sirvió de residencia al ilustrado médico en la ciudad que le dio cobijo y donde su vida se vio truncada a la edad de 48 años.

Solano Ramos nace en la barriada de Jesús del Monte el 24 de julio de 1851, hijo de una acomodada familia que le permitió estudiar en escuelas privadas e incluso viajar a España para hacer realidad sus sueños de titularse como médico.

Donde no solo la superación personal fuera su objetivo ya que como expresara Fermín Valdés Domínguez en su escrito ofrenda (…) “Nadie faltaba el día de la llegada del correo de Cuba. Allí nos agrupamos casi todos los cubanos: Era el cuartito de estudio de Solano, un pequeño templo consagrado a la patria, en donde se hablaba bajo, se leían y comentaban los periódicos filibusteros de Nueva York (…)”

Es que como también demostrará Samuel Sánchez Gálvez la relación entre Martí y Solano fueron más que simples amigos cuando el este último fuera su presentador en la L∴ “Caballeros Cruzados” Nro 62. Fue a Solano Ramos a quien Martí dejó en custodia sus joyas masónicas y, hoy sabemos, documentalmente, que ambos ostentaban cargos de dirección en la L∴ Caballeros Cruzados, justo en los meses en que Martí recién había llegado a Madrid.

La relación de amistad entre Martí y Solano Ramos, en esta etapa de sus vidas, evidentemente fue mucho mayor de lo que se ha considerado hasta hoy.

Varios elementos así lo indican; fue Solano Ramos quien le sirvió a Martí de fiador en su matrícula universitaria, fue Solano quien lo presentó en la masonería, era el cuarto de Solano Ramos uno de los sitios donde Martí se reunía con los jóvenes cubanos y leía sus escritos, en algunos documentos encontrado en la L∴ fernandina de Jagua en 2007 se encuentran las rubricas de ambos.

La firma de Solano Ramos junto a la de José Martí en el Diploma de M∴ M∴ de Amelio de Luis Vela de los Reyes, expuesto por la L∴ Caballeros Cruzados Nº 62, en el año 1871, reafirma la veracidad del testimonio del primero cuando le expresó a Aurelio Miranda que él había sido quien presentó a Martí como candidato a masón en una L∴ del Gran Oriente Lusitano Unido y que asistió a la iniciación de nuestro Héroe Nacional.

Pero es también la contribución de Solano Ramos la que trajo conexión con el más de todos los cubanos, ya que ambos los unía una labor filantrópica y los deseos de transformar la realidad que les tocó vivir y eso hicieron ambos no me detendré en los logros de Martí porque son archiconocidos, en cambio Solano es una figura casi anónima para la historiografía cubana y es solo lo que lo vinculan al apóstol lo que ha quedado plasmada en algunas obras, sin embargo innumerables fueron sus aportes a la joven ciudad de Pinar del Río en el siglo XIX, con la fundación de la L∴ Masónica “Paz y Concordia” que a su vez fue heredera de la efímera L∴ “Paz y Trabajo”.

Logró contribuir con la creación de una escuela para niños y niñas, de la que nació una concertina que logró ser el orgullo de sus creadores. La creación de la primera biblioteca pública y de los periódicos “Paz y Concordia”, “La Luz”, así como también “La Idea”, todos fueron tribunas para el crecimiento de la cultura y la defensa del derecho de la mujer. La creación de un Cuerpo Voluntario ante la ocurrencia de un siniestro en 1893 y donde perecieron 2 personas y todo lo anterior en solo seis años.

Las joyas masónicas de Martí estaban a custodia de Solano, con su muerte le son confiadas a Fermín Valdés Domínguez que con su deceso la viuda entrega a la M∴ R∴ G∴ L∴ de Cuba la que hoy muestra con orgullo en su Museo Nacional Masónico “Aurelio Miranda” ubicado en la sede del Edificio donde se encuentra la máxima dirección de la masonería ubicada en la populosa avenida Independencia en la ciudad de la Habana.

A los ya conocidos Rafael María de Mendive Daumy, Fermín Valdés Domínguez, Juan Gualberto Gómez, Antonio Maceo y Máximo Gómez por solo mencionar algunos de los hermanos masones de Martí y entre los cuales está también, para orgullo de los pinareños, el Dr. José Francisco Solano Ramos y Delgado.

Agradecemos al Q∴ H∴ Julio Velázquez Padrón, miembro activo de la R∴ L∴ “Luz del Caribe” Nro 44 al Or∴ S∴ M∴ C∴, Hijo de R∴ L∴ “Paz y Concordia” y miembro fundador de la R∴ L∴ “Armando Díaz Bravo” al Or∴ de la ciudad capital de la Provincia Pinar del Río – República de Cuba, por compartirnos este texto.

Neurosis de hombres célebres de Venezuela / Q∴ H∴ Lisandro Alvarado.

Q∴ H∴ Lisandro Alvarado. Médico, naturalista, historiador, etnólogo y lingüista venezolano. El Tocuyo, Venezuela, 19 de septiembre de 1858 – Valencia, Venezuela, 10 de abril de 1929

Publicado originalmente el 1° de noviembre de 1893 en la célebre revista El Cojo Ilustrado de Caracas y recogido luego en sus Obras completas, este texto de Lisandro Alvarado es uno de los trabajos pioneros sobre el comportamiento de algunas de nuestras figuras públicas, línea de análisis que tendrá continuadores en polémicos títulos de Rufino Blanco Fombona, Francisco Herrera Luque, José Manuel Briceño Guerrero, entre otros.

Al doctor José Gil Fortoul

Las observaciones siguientes han sido hechas bajo un aspecto puramente médico. Creo útil adelantar esta advertencia porque fácilmente podría tomarse como malintencionado lo que en realidad no es más que una circunstancia notable que contribuye, aunque no sea más que en pequeñísima escala, a comprobar la hipótesis de Moreau y de Lombroso. Sería esta una redundancia, para el hombre de ciencia por lo menos, si no fuera nueva la teoría en nuestro país y si no fueran la enajenación mental y el alcoholismo los estados que más sobrellevan una censura social invariable; y como esta última circunstancia pone trabas al esclarecimiento de copia de hechos referentes a los hombres de genio de Venezuela, porque no es fácil obtener ciertos datos, por decirlo así críticos, que revelarían a las claras casos patológicos o servirían de fuertes indicios para establecerlos, este ensayo tiene tal vez su razón de ser.

Hoy, el concepto que se tiene del alcoholista disminuye su responsabilidad moral en gran número de ocasiones; es un enfermo que obedece de un modo irresistible a una conformación peculiar del individuo, resultado de los factores diversos que se han combinado para su creación y procreación; el alcoholismo es quizá una tendencia fatal de la época, un pensamiento colectivo de la humanidad; y en todo caso es de nuestro deber el examen del fenómeno por el lado científico y en atención a que de una o de otra manera existe en todos los pueblos de la tierra. En cuanto a la locura, no debemos olvidar las observaciones de Mandley respecto a las causas que mantienen vivo el horror a la enfermedad y el interés en disimularla de parte de las familias que tienen la mala suerte de abrigar enfermos en su seno. Nadie piensa ahora con seriedad en que un loco o un epiléptico están poseídos de espíritus malos a la luz de la moderna ciencia; mas lo que no se aparta nunca de la memoria es el hecho de que tal fue la teoría del cristianismo, y que las penas eran severísimas para el malaventurado enfermo, y que la responsabilidad se transmitía a lejanas generaciones. Esto sentado, vamos a nuestro objeto.

I

Este estudio lo comenzaremos con el distinguido ingeniero don Juan Manuel Cagigal, en quien hubo un desarrollo tan característico de la meningoperiencefalitis difusa, que basta un poco de atención para reconocerla. Es muy cierto en la biografía publicada por uno de sus discípulos, el señor Olegario Meneses, hay un manto de discreción que sienta muy bien al género literario en boga en Venezuela;[1] pero una reciente publicación del señor Arístides Rojas[2] pone fuera de toda duda el carácter de la lesión, que es, por lo demás, una de las más comunes en nuestro siglo. Cagigal nació en Barcelona en 1802. Es muy probable que hayan existido antecedentes hereditarios en los varios miembros de su familia, establecida en el oriente de la República; lo que sí se sabe es que habiendo completado en París su educación, volvió al país por los años de 1830 para fundar la Academia de Militar de Matemáticas. Según Meneses, la movilidad de sus ideas era notable, pasando como pasaba de un tópico a otro en pocos momentos: “Hacía venir a la escena en sus ricos trajes y propios coloridos, lo mismo a Euclides que a Descartes; lo mismo a Homero que a Camoens; lo mismo a Fidias que a Miguel Ángel y Cánova; a Rafael y Murillo; a Herrera, Calderón y a Cervantes, como al chistoso Bretón y al satírico Larra de nuestros días”. A los ocho años, es decir, a los treinta y siete de su edad, se efectuó en él un gran cambio.

Torna a París, como secretario del señor Fortique, ministro de Venezuela en Londres, y allí, para dar un almuerzo a sus antiguos condiscípulos, manda fabricar y marcar con su nombre vajilla de plata y oro; discurre alegremente por los museos y bibliotecas, asiste a los cursos públicos de la gran ciudad, frecuenta sus amistades y, por último, se prenda perdidamente de una artista del teatro francés, la señorita Duplessis –locura efectiva–. De esta pasión repentina quedan pocos recuerdos, sin duda por la rapidez con que pasó este estadio de la enfermedad; pero se sabe que terminó con poca suerte para él y que enseguida apareció una manifestación que pasaba por natural consecuencia de semejante contrariedad: el delirio de las persecuciones. “En Cagigal –dice Rojas– la desgracia comenzaba por la monomanía tranquila, tímida. Creía que iban a perseguirle, que querían asesinarle, y estas ideas, tomando creces en un cerebro que tanto había trabajado en el estudio y en la enseñanza, fueron lentamente aislando del mundo científico y social inteligencia tan luminosa”.

Vuelto a Caracas en 1844, continuó, no obstante, trabajando con actividad, pero sin determinación marcada de su espíritu y “salvando los casos en los cuales la monomanía se exacerbaba”; escribía tratados científicos, herborizaba, pintaba acuarelas. He visto un autógrafo suyo de esa época en el cual no me ha parecido notar signo alguno particular. Acompañado de su hermano J. M. Ruiz, Cagigal abandonó a Caracas en 1845, y buscó una morada a orillas del Yaguaraparo, en el Golfo Triste; allí fue la enfermedad progresando paulatinamente y, sumida la víctima en un triste estado de mutismo, sucumbió por fin en febrero de 1856.

II

En el próximo orden tenemos que considerar al distinguido orador Ildefonso Riera Aguinagalde, natural de la antigua provincia de Barquisimeto. Pertenecía a una larga familia que tiene la mayor parte de sus representantes en la ciudad de Carora, donde nació el 1° de febrero de 1834. Era médico, pero se distinguió más como político y escritor. De estatura mediana y cabeza voluminosa, fue atacado de una afección cerebral –reblandecimiento, según parece–. La enfermedad tuvo un curso bastante largo, manifestándose desde temprano la locura de las ideas. Su fallecimiento tuvo lugar en París el 24 de marzo de 1882.

Poco antes de esto decía de él el señor Tejera: “En varios artículos de Riera advertimos que el escritor flaquea cuando le abandona su ardiente inspiración; y entonces es frío, desaliñado y desigual, como que escribe forzado y de mala gana; entonces, para hacerse sublime se hincha y produce conceptos campanudos, imitaciones pálidas y reminiscencias oscuras. Mas si de improviso le asiste el numen avanza como la nube de tormenta con relámpagos y truenos, y vuelve a ser el poeta orador lleno de pensamientos sublimes y exuberante fantasía.[3]

El 7 de agosto de 1878 escribía en una de sus cartas –comienzo de la enfermedad–: “Toda impresión moral extraordinaria produce en mí el mismo efecto de la ráfaga tempestuosa sobre la antorcha encendida: o la luz vacila en agitación constante, o cediendo al impetuoso soplo, acaba por extinguirse. Si lo primero, perdida la claridad serena en que se mueve el pensamiento, atropéllanse las ideas en creciente confusión; y si lo segundo, a semejanza del nauta cuya brújula fuese rota, esta nave del alma, desmantelada, arroja su ancla para quedar inmóvil sobre el mar muerto del dolor en que desfallece. Similis factus sum cum pellicano solitudines; factus sum sicut nycticora in domicilio; me he vuelto semejante al pelícano que habita en la soledad; parézcome al triste búho en su albergue. Pero el sufrimiento se mitiga, la reflexión nos conforta y en toda su altivez la dignidad humana, tornamos a la calma de la conciencia satisfecha. Fue todo ello una nube interpuesta ante el sol de nuestro camino; y es de ley que las sombras huyan y la luz permanezca”. El estudio de la Biblia parecía influir poderosamente en sus ideas y en su estilo oriental.

III

El general León de Febres Cordero sentó plaza en 1812, a la edad de quince años, y dejó el servicio en 1863. A los sesenta y nueve años fue atacado de una congestión cerebral, que dos meses más tarde trajo una recidiva, estableciéndose entonces el reblandecimiento del cerebro, que le causó la muerte a los setenta y cinco de su edad. Descendía de una antigua familia de Coro, y se distinguió por su actividad y su talento de organización y de orden. El señor C. Acosta lo definía así: “Es lo que se llama un hombre de profesión: conoce su arte, conoce el derecho público, la ciencia de administración y los libros han sido su vagar como se refiere de otros generales de nombre. Es, por lo dicho, hombre de pensamiento, y el orden, que es cualidad de organización y que él posee, hace que su pensar se vuelva en obra; por eso es tan movible y al mismo tiempo tan minucioso. Sus maneras son insinuantes, sus conocimientos varios, su patriotismo probado; y tiene una cosa que vale mucho: gran conocimiento del mundo y de los hombres, amor al orden y entusiasmo por las instituciones civiles”.

IV

Corriendo la tercera década del siglo [XIX] nació en Caracas el licenciado Cecilio Acosta. Hiciéronse los siguientes diagnósticos de su última enfermedad que le arrebató el 8 de julio de 1881: ataxia locomotriz, atrofia muscular progresiva, esclerosis de los cordones laterales, reblandecimiento cerebral. Síntomas de enajenación no los tuvo, pero sí le era habitual por momentos una ligera tartamudez, y en los días de su enfermedad un movimiento giratorio a la derecha: “Era de estatura regular, delgado y derecho, de rostro ancho y facciones abultadas, color trigueño encendido, ojos pequeños y vivaces, labios gruesos, pelo liso y negro; nunca usó barba. Vestía siempre de negro, como si tuviese que entrar en cualquier momento a la Academia, y andaba por la calle como abismado en profunda meditación, de manera que solía pasar distraído sin saludar a sus más íntimos amigos. No manifestaba en su conversación, algo monótona, las dotes que le adornaban en la tribuna; repetía una frase hasta la saciedad y giraba alrededor de un pensamiento con aquellas idas y venidas, vueltas y revueltas de la famosa ardilla de Iriarte; en ocasiones, sin embargo, brillaba con una idea radiosa que iluminaba su conversación como un relámpago. Su carácter era casi incalificable; constante en algunas cosas, inconstante en otras; de un corazón sensible e incapaz de odio; su único y grande amor fue el de su buena y virtuosas madre…

“Por otra parte, el doctor Acosta parecía débil de carácter, o ya por bondad o por timidez; pero ello es que esta circunstancia le dañó sobradamente y le hizo poco a propósito para figurar, como sus dotes lo presumían, en cualquier ramo de la vida pública, y no era porque se quebrasen sus convicciones, sino porque cejaba ante la dificultad o rehusaba la contienda. Espíritu dúctil y en extremo cándido, pasaba en un instante de la certeza a la duda, de la afirmación a la negación, según las impresiones extrañas que recibía”.[4] Acosta fue célibe siempre. Aunque miope, como Bello, no usó nunca anteojos, y de aquí el que se notara en ambos el hecho de pasar de largo por las calles sin saludar a las personas que les eran conocidas…

V

Un escritor inglés que militó con Páez en los llanos de Venezuela escribe: “El general Páez padece de ataques epilépticos cuando se excita su sistema nervioso, y entonces sus soldados le sujetan durante el combate o inmediatamente después de él”.[5]

La[s] causa[s] de estos accesos de gota coral deben ser atribuidos a circunstancias hereditarias, porque el género de vida que llevó Páez desde niño fue de lo más a propósito para aguerrir y fortalecer su constitución. Se corrobora esto con la obsesión que le acompañaba de creer que al tragar la carne de pescado se convertía, una vez en el estómago en carne de serpiente, y por la impresión de terror y espanto que la vista de un ofidio le causaba, hasta producirle, aun a la edad de ochenta años, un acceso de epilepsia inmediatamente. No es de extrañar que en estas condiciones, tanto las causas determinantes del mal como las obsesiones variasen hasta imitar bastante bien un estado histeroepilético. En el combate de Chire (1815) provoca las convulsiones una serpiente, y después de ellas y del hecho de armas, vaga todo el día en el campo con síntomas manifiestos de locura epiléptica. En una de las exhibiciones de Barnum, en Nueva York, excita las convulsiones una boa, y “sin perder el uso de la razón”, manifiesta en medio de ellas que muchas serpientes le estrangulaban y bajaban enroscándose en los pulmones, corazón, vientre y piernas, pidiendo a gritos que le libraran de los horribles animales. En el curso del acceso reconoce al doctor Beales, que le asistía. Otra vez, en 1868, fue la fractura de una pierna el motivo del ataque. Por lo demás, parece que en ocasiones se limitaba éste a la aura, mientras que en otras era completo, hasta aparecer la espuma en la boca; pero antes o después del mismo, acaecía de ordinario que despertase dando voces de mando, o con el grito de guerra: “¡Mi lanza! ¡Mi caballo!”

Escribe él en sus Memorias: “Al principio de todo combate, cuando sonaban los primeros tiros, apoderábase de mí una intensa excitación nerviosa, que me impelía a lanzarme contra el enemigo para recibir los primeros golpes; lo que habría hecho siempre si mis compañeros, con grandes esfuerzos, no me hubieran retenido”.[6]

No terminaremos sin manifestar la opinión del doctor Rojas en este punto: “Refieren las crónicas de familia –dice él– que Páez, en sus tiernos años, fue mordido primero por un perro hidrófobo y meses más tarde por una serpiente venenosa, sin que nadie hubiera podido sospechar que en un mozo acostumbrado al ejercicio corporal hubieran quedado manifestaciones ocultas, consecuencia de las heridas que recibiera, y que los años corrieran sin que ningún síntoma se presentara en la constitución sana y robusta del joven llanero, hasta que fue presa de cruel idiosincrasia –se refiere a la ofidiofobia–, que le acompañó hasta el fin de su vida”. Crónica y opinión las creo muy dudosas.

VI

Pocos detalles característicos he podido obtener del célebre ministro de Estado don Simón Planas. Nació en Barquisimeto en 1818 y murió en Caracas el 16 de junio de 1864, en momentos en que estaba empeñado en una lucha ministerial. Su educación no pasó de las materias de enseñanza primaria, que se procuró en su ciudad natal, y casi toda su juventud la gastó ocupado en empresas comerciales; sin embargo de esto, llegó a crearse un poder casi absoluto durante la administración del presidente J. G. Monagas, el que abolió la esclavitud en Venezuela. Según las referencias hechas por los doctores Medina y Frías, que le asistieron en su última enfermedad, fue ésta una apoplejía meníngea, con abundante extravasado, que se desarrolló en pocas horas después de una acalorada discusión del ministro con sus colegas.

VII

Un parecido conjunto de fenómenos cerebrales encontramos en el difunto arzobispo de Venezuela, doctor José A. Ponte, que murió en Caracas a los cincuenta y un años de edad. Diagnósticos: trombo cerebral (Ríos, Frías): hemorragia cerebral. Los médicos citados atribuyeron la afección a causas cardíacas; pero la verdad es que el cerebro no fue examinado y que se averiguaron antecedentes hereditarios —su madre murió de un ataque análogo a la misma edad que él.

VIII

Es sensible que no se hayan hecho practicar las mensuras convenientes en el esqueleto del general Bolívar, y por estas razones no hacemos sino indicarlo como un cerebro al parecer desequilibrado. Los historiadores nos le representan en su niñez de un carácter inquieto, voluntarioso, inconstante, audaz. La respetabilidad de un tutor como el que tuvo, el licenciado Sanz, no pudo nada con él, ni parece que aprendió mucho con su preceptor, el padre Andújar. Puede decirse que Bolívar se amañaba mejor con la locomotividad, la actividad del espíritu, hasta rayar en la locura de su último maestro don Simón Rodríguez; y, en efecto, fue éste quien más tiempo le acompañó y dirigió. Hasta la época de la revolución de la Independencia, la opinión de Sanz fue que Bolívar era incapaz de grandes ideas; y Gual, otro testimonio de valía, juzgó que hasta 1812 aquél no había revelado las grandes manifestaciones con que apareció más tarde. Los epítetos con que le calificó en todo tiempo don J. D. Díaz darán una idea de esta general creencia. Llamábale “el inhumano, el sedicioso, el tirano, el bárbaro, el insolente, el cobarde, el sacrílego, el insensato, el miserable, el déspota, el pérfido, el inepto, el presumido, el incapaz, el feroz, el ambicioso, el perjuro, el imprudente, el traidor, el aturdido, el malvado, el monstruo, el ignorante, el usurpador, el impío”; y dice últimamente: “Ese hombre de quien nos hemos referido en ocasiones que era un corazón sin virtudes y el alma más feroz que se hubiera conocido”. De igual modo le trató el general Morillo antes del armisticio.

Por otra parte, las anécdotas referentes a Casacoima[7] y al banquete dado a Irwing en Angostura, en que manifestó impulsos dignos de notarse, se dan la mano con las cartas publicadas en el Diario de Debates, de 1826.[8] Es, además, un hecho notable que el Libertador no tuvo sucesión, siendo él mismo descendiente de una antigua y numerosa familia y muriendo tuberculoso a los cuarenta y siete años de edad.

Cerremos este ligero esbozo con parte del retrato físico del Libertador hecho por el doctor Roulin. “Era Bolívar hombre de talla poco menos que mediana, pero no exento de gallardía en sus mocedades: delgado y sin musculación vigorosa; de temperamento esencialmente nervioso y bastante bilioso, inquieto en todos sus movimientos, indicativos de un carácter sobrado impresionable, impaciente e imperioso. En su juventud había sido muy blanco –aquel blanco mate del venezolano de raza española–, pero al cabo le había quedado la tez bastante morena, quemada por el sol y las intemperies de quince años de campañas y de viajes; y tenía el andar más bien rápido que mesurado, pero con frecuencia cruzaba los brazos y tomaba actitudes esculturales, sobre todo en los momentos solemnes. Tenía la cabeza de regular volumen, pero admirablemente conformada, deprimida en las sienes, prominente en las partes anterior y superior, y más abultada aún en la posterior. El desarrollo de la frente era enorme, pues ella sola comprendía bastante más de un tercio del rostro, cuyo óvalo era largo, anguloso, agudo en la barba y de pómulos pronunciados. Casi siempre estuvo el Libertador totalmente afeitado, fuese por sistema o por no tener barba graciosa ni abundante. Tenía los cabellos crespos y los llevaba siempre divididos entre una mecha enroscada sobre la parte superior de la frente y guedejas sobre las sienes peinadas hacia adelante. Algunos escritores han dicho que Bolívar tenía la nariz aguileña, seguramente por no dar a este adjetivo su acepción verdadera, que es la de lo corvo, como el pico del águila. Lejos de esto el Libertador tenía el perfil enteramente vascongado y griego, principalmente por el corte del rostro, la pequeñez de la boca, la amplitud de la frente y la rectitud de la nariz, muy finamente delineada, al propio tiempo que tenía la frente muy levantada en la región de los órganos de la imaginación, era prominente en las cejas, bien arqueadas y extensas, donde se ponían de manifiesto los signos de la perspicacia y de la prontitud y agudeza de percepción. Como tenía profundas las cuencas de los ojos, éstos que eran negros, grandes y muy vivos, brillaban con un fulgor eléctrico, concentrando su fuego, cual si sus miradas surgieran de profundos focos”.

IX

Con la misma vacilación apuntaré, por último, el nombre del afamado médico doctor Guillermo Michelena, en quien, sin embargo, es posible seguir el curso de los caracteres y condiciones ideológicas por medio de una familia un tanto numerosa. El doctor Michelena tuvo ataques, a no dudar, de alucinaciones, abrazando con calor las doctrinas espiritistas en un tiempo en que estuvieron en boga en nuestro país. Viósele en otra ocasión confundirse con los cargadores de una imagen en las procesiones que se estilan en el rito hispánico, andando descalzo por la calle en semejante faena.


[1] Biografía de J. M. Cagigal, fundador de los estudios matemáticos en Venezuela.

[2] Recuerdos de Cagigal. Caracas, 1892; 16°.

[3] Perfiles venezolanos, pág. 257.

[4] Tejera, Perfiles, pág. 162.

[5] Rojas, Leyendas históricas de Venezuela, 1ª serie, pág, 92.

[6] Páez, Autobiografía.

[7] Juan Vicente González, Bolívar en Casacoima.

[8] Rojas, Leyendas, 2ª serie; 205, 249 y 263.

Silva a la agricultura de la Zona Tórrida / Q∴ H∴ Andrés Bello.

Así exalta el sabio y humanista Andrés Bello a la agricultura tropical. Y es que como abanderado de la independencia cultural venezolana , este poeta concibió alguna vez la idea de escribir un largo poema que llevaría por nombre “América”, pero que por razones desconocidas no llegó a publicar jamás.

Silva a la agricultura de la zona tórrida (1826), es parte de ese intento del autor por rescatar lo autóctono de estas tierras. Después de un saludo a la zona a la que pretendía cantar, Bello se ubica en su patria para posteriormente irradiar con su obra a todas las naciones del nuevo mundo.

Más allá de una simple descripción de los grandes frutos como la caña de azúcar , el cacao y la vid, su pluma se detiene en lo que podría considerarse el aspecto didáctico-moral. Entonces, éste alaba la vida feliz del labrador sencillo y censura a los ricos que abandonan sus heredades y se van de las ciudades.

En lo que muchos coinciden en catalogar como temas de inspiración clásica, Bello describe su amor por la paz y su odio por las guerras. A veces parece que el lado “social” de este escritor invade sus sentidos, sobre todo cuando elabora un análisis entusiasta del medio rural americano y expone sus preocupaciones.

Por esta y por otras razones hay quienes consideran esta parte de la obra de Bello todo un poema social. Como un analista señalara alguna vez, es verdad que las cuestiones sociales llenan las mejores poesías de quien es considerado como el más importante hombre de las letras que produjo Venezuela a todo lo largo del siglo XIX. Una realidad que se aprecia no sólo con su tono, sino también con su acento sobre las necesidades generales del continente americano.

ANÁLISIS DE LECTURALIA PORTAL DE LIBROS ONLINE

Silva a la agricultura de la Zona Tórrida

¡Salve, fecunda zona,
Que al sol enamorado circunscribes
El vago curso, y cuanto ser se anima
En cada vario clima,
Acariciada de su luz, concibes!
Tú tejes al verano su guirnalda
De granadas espigas; tú la uva
Das a la hirviente cuba:
No de purpúrea flor, o roja, o gualda
A tus florestas bellas
Falta matiz alguno; y bebe en ellas
Aromas mil el viento;
Y greyes van sin cuento
Paciendo tu verdura, desde el llano
Que tiene por lindero el horizonte,
Hasta el erguido monte,
De inaccesible nieve siempre cano.

Tú das la caña hermosa,
De do la miel se acendra,
Por quien desdeña el mundo los panales:
Tú en urnas de coral cuajas la almendra
Que en la espumante jícara rebosa:
Bulle carmín viviente en tus nopales,
Que afrenta fuera al múrice de Tiro;
Y de tu añil la tinta generosa
Émula es de la lumbre del zafiro;
El vino es tuyo, que la herida agave
Para los hijos vierte
Del Anáhuac feliz; y la hoja es tuya
Que cuando de suave
Humo en espiras vagorosas huya,
Solazará el fastidio al ocio inerte.
Tú vistes de jazmines
El arbusto sabeo,
Y el perfume le das que en los festines
La fiebre insana templará a Lico.
Para tus hijos la procera palma
Su vario feudo cría,
Y el ananás sazona su ambrosía:
Su blanco pan la yuca,
Sus rubias pomas la patata educa,
Y el algodón despliega al aura leve
Las rosas de oro y el vellón de nieve.
Tendida para ti la fresca parcha
En enramadas de verdor lozano,
Cuelga de sus sarmientos trepadores
Nectáreos globos y franjadas flores;
Y para ti el maíz, jefe altanero
De la espigada tribu, hinche su grano;
Y para ti el banano
Desmaya al peso de su dulce carga;
El banano, primero
De cuantos concedió bellos presentes
Providencia a las gentes
Del Ecuador feliz con mano larga.
No ya de humanas artes obligado
El premio rinde opimo:
No es a la podadera, no al arado
Deudor de su racimo;
Escasa industria bástale, cual puede
Hurtar a sus fatigas mano esclava:
Crece veloz, y cuando exhausto acaba,
Adulta prole en torno le sucede.

Mas ¡oh! si cual no cede
El tuyo, fértil zona, a suelo alguno,
Y como de natura esmero ha sido,
De tu indolente habitador lo fuera.
¡Oh! ¡Si al falaz ruido
La dicha al fin supiese verdadera
Anteponer, que del umbral le llama
Del labrador sencillo,
Lejos del necio y vano
Fausto, el mentido brillo,
El ocio pestilente ciudadano.
¿Por qué ilusión funesta
Aquellos que fortuna hizo señores
De tan dichosa tierra y pingüe y varia,
Al cuidado abandonan
Y a la fe mercenaria
Las patrias heredades,
Y en el ciego tumulto se aprisionan
De míseras ciudades,
Do la ambición proterva
Sopla la llama de civiles bandos,
O al patriotismo la desidia enerva;
Do el lujo las costumbres atosiga,
Y combaten los vicios
La incauta edad en poderosa liga?
No allí con varoniles ejercicios
Se endurece el mancebo a la fatiga;
Mas la salud estraga en el abrazo
De pérfida hermosura,
Que pone en almoneda los favores;
Mas pasatiempo estima
Prender aleve en casto seno el fuego
De ilícitos amores;
O embebecido le hallará la aurora
En mesa infame de ruinoso juego.
En tanto a la lisonja seductora
Del asiduo amador fácil oído
Da la consorte: crece
En la materna escuela
De la disipación y el galanteo
La tierna virgen, y al delito espuela
Es antes el ejemplo que el deseo.
¿Y será que se formen de este modo
Los ánimos heroicos denodados
Que fundan y sustentan los Estados?
¿De la algazara del festín beodo,
O de los coros de liviana danza,
La dura juventud saldrá, modesta,
Orgullo de la patria y esperanza?
¿Sabrá con firme pulso
De la severa ley regir el freno,
Brillar en torno aceros homicidas
En la dudosa lid verá sereno,
O animoso hará frente al genio altivo
Del engreído mando en la tribuna,
Aquel que ya en la cuna
Durmió al arrullo del cantar lascivo,
Que riza el pelo, y se unge y se atavía
Con femenil esmero,
Y en indolente ociosidad el día,
O en criminal lujuria pasa entero?
No así trató la triunfadora Roma
Las artes de la paz y de la guerra;
Antes fió las riendas del Estado
A la mano robusta
Que tostó el sol y encalleció el arado:
Y bajo el techo humoso campesino
Los hijos educó, que el conjurado
Mundo allanaron al valor latino.

¡Oh! ¡Los que afortunados poseedores
Habéis nacido de la tierra hermosa
En que reseña hacer de sus favores,
Como para ganaros y atraeros,
Quiso naturaleza bondadosa,
Romped el duro encanto
Que os tiene entre murallas prisioneros!
El vulgo de las artes laborioso,
El mercader que, necesario al lujo,
Al lujo necesita,
Los que anhelando van tras el señuelo
Del alto cargo y del honor ruidoso,
La grey de aduladores parasita,
Gustosos pueblen ese infecto caos;
El campo es vuestra herencia: en él gozaos.
¿Amáis la libertad? El campo habita:
No allá donde el magnate
Entre armados satélites se mueve,
Y de la moda, universal señora,
Va la razón al triunfal carro atada,
Y a la fortuna la insensata plebe,
Y el noble al aura popular adora.
¿O la virtud amáis? ¡Ah! ¡Que el retiro,
La solitaria calma
En que, juez de sí misma, pasa el alma
A las acciones muestra,
Es de la vida la mejor maestra!
¿Buscáis durables goces,
Felicidad, cuanta es al hombre dada
Y a su terreno asiento, en que vecina
Está la risa al llanto, y siempre ¡ah! siempre,
Donde halaga la flor, punza la espina?
Yd a gozar la suerte campesina;
La regalada paz, que ni rencores,
Al labrador, ni envidias acibaran;
La cama que mullida le preparan
El contento, el trabajo, el aire puro;
Y el sabor de los fáciles manjares,
Que dispendiosa gula no le aceda;
Y el asilo seguro
De sus patrios hogares
Que a la salud y al regocijo hospeda.
El aura respirad de la montaña,
Que vuelve al cuerpo laso
El perdido vigor, que a la enojosa
Vejez retarda el paso,
Y el rostro a la beldad tiñe de rosa.
¿Es allí menos blanda por ventura
De amor la llama, que templó el recato?
¿O menos aficiona la hermosura
Que de extranjero ornato
Y afeites impostores no se cura?
¿O el corazón escucha indiferente
El lenguaje inocente
Que los afectos sin disfraz expresa
Y a la intención ajusta la promesa?
No del espejo al importuno ensayo
La risa se compone, el paso, el gesto;
No falta allí carmín al rostro honesto
Que la modestia y la salud colora,
Ni la mirada que lanzó al soslayo
Tímido amor, la senda al alma ignora.
¿Esperáis que forme
Más venturosos lazos himeneo,
Do el interés barata,
Tirano del deseo,
Ajena mano y fe por hombre o plata,
Que do conforme gusto, edad conforme,
Y elección libre, y mutuo ardor los ata?
Allí también deberes
Hay que llenar: cerrad, cerrad las hondas
Heridas de la guerra; el fértil suelo,
Áspero ahora y bravo,
Al desacostumbrado yugo torne
Del arte humana y le tribute esclavo.
Del obstruido estanque y del molino
Recuerden ya las aguas el camino;
El intrincado bosque el hacha rompa,
Consuma el fuego; abrid en luengas calles
La obscuridad de su infructuosa pompa.
Abrigo den los valles
A la sedienta caña;
La manzana y la pera
En la fresca montaña
El cielo olviden de su madre España;
Adorne la ladera
El cafetal; ampare
A la tierra teobroma en la ribera
La sombra maternal de su bucare;
Aquí el vergel, allá la huerta ría…
¿Es ciego error de ilusa fantasía?
Ya dócil a tu voz, agricultura,
Nodriza de las gentes, la caterva
Servil armada va de corvas haces;
Mírola ya que invade la espesura
De la floresta opaca; oigo las voces;
Siento el rumor confuso, el hierro suena;
Los golpes el lejano
Eco redobla; gime el ceibo anciano,
Que a numerosa tropa
Largo tiempo fatiga:
Batido de cien hachas se estremece,
Estalla al fin, y rinde el ancha copa.
Huyó la fiera; deja el caro nido,
Deja la prole implume
El ave, y otro bosque no sabido
De los humanos, va a buscar doliente.
¿Qué miro? Alto torrente
De sonorosa llama
Corre, y sobre las áridas ruinas
De la postrada selva se derrama.
El raudo incendio a gran distancia brama,
Y el humo en negro remolino sube,
Aglomerando nube sobre nube.
Ya de lo que antes era
Verdor hermoso y fresca lozanía,
Sólo difuntos troncos,
Sólo cenizas quedan, monumento
De la dicha mortal, burla del viento.
Mas al vulgo bravío
De las tupidas plantas montaraces
Sucede ya el fructífero plantío
En muestra ufana de ordenados haces.
Ya ramo a ramo alcanza
Y a los rollizos tallos hurta el día:
Ya la primera flor desvuelve el seno,
Bello a la vista, alegre a la esperanza:
A la esperanza, que riendo enjuga
Del fatigado agricultor la frente,
Y allá a lo lejos el opimo fruto
Y la cosecha apañadora pinta,
Que lleva de los campos el tributo,
Colmado el cesto, y con la falda encinta;
Y bajo el peso de los largos bienes
Con que al colono acude,
Hace crujir los vastos almacenes.

¡Buen Dios! no en vano sude,
Mas a merced y compasión te mueva
La gente agricultora
Del Ecuador, que del desmayo triste
Con renovado aliento vuelve ahora,
Y tras tanta zozobra, ansia, tumulto,
Tantos arios de fiera
Devastación y militar insulto,
Aún más que tu clemencia antigua implora.
Su rústica piedad, pero sincera,
Halle a tus ojos gracia; no el risueño
Porvenir que las penas le aligera,
Cual de dorado sueño
Visión falaz, desvanecido llore:
Intempestiva lluvia no maltrate
El delicado embrión: el diente impío
Del insecto roedor no lo devore:
Sañudo vendaval no lo arrebate,
Ni agote el árbol el materno jugo
La calorosa sed de largo estío.
Y pues al fin te plugo,
Árbitro de la suerte soberano,
Que suelto el cuello de extranjero yugo
Irguiese al cielo el hombre americano,
Bendecida de ti se arraigue y medre
Su libertad; en el más hondo encierra
De los abismos la malvada guerra,
Y el miedo de la espada asoladora
Al suspicaz cultivador no arredre
Del arte bienhechora,
Que las familias nutre y los Estados;
La azorada inquietud deje las almas,
Deje la triste herrumbre los arados.
Asaz de nuestros padres malhadados
Expiamos la bárbara conquista.
¿Cuántas doquier la vista
No asombran erizadas soledades,
Do cultos campos fueron, do ciudades?
De muertes, proscripciones,
Suplicios, orfandades,
¿Quién contará la pavorosa suma?
Saciadas duermen ya de sangre ibera
Las sombras de Atahualpa y Moctezuma.
¡Ah! Desde el alto asiento
En que escabel te son alados coros
Que velan en pasmado acatamiento
La faz ante la lumbre de tu frente
(Si merece por dicha una mirada
Tuya la sin ventura humana gente),
El ángel nos envía,
El ángel de la paz, que al crudo ibero
Haga olvidar la antigua tiranía,
Y acatar reverente el que a los hombres
Sagrado diste, imprescriptible fuero;
Que alargar le haga al injuriado hermano
(¡Ensangrentóla asaz!) la diestra inerme;
Y si la innata mansedumbre duerme,
La despierte en el pecho americano.
El corazón lozano
Que una feliz obscuridad desdeña,
Que en el azar sangriento del combate
Alborozado late,
Y codicioso de poder o fama,
Nobles peligros ama;
Baldón estime sólo y vituperio
El prez que de la patria no reciba,
La libertad más dulce que el imperio,
Y más hermosa que el laurel la oliva.
Ciudadano el soldado,
Deponga de la guerra la librea;
El ramo de victoria
Colgado al ara de la patria sea,
Y sola adorne al mérito la gloria.
De su triunfo entonces patria mía,
Verá la paz el suspirado día;
La paz, a cuya vista el mundo llena
Alma, serenidad y regocijo,
Vuelve alentado el hombre a la faena,
Alza el ancla la nave, a las amigas
Auras encomendándose animosa,
Enjámbrase el taller, hierve el cortijo,
Y no basta la hoz a las espigas.

¡Oh jóvenes naciones, que ceñida
Alzáis sobre el atónito occidente
De tempranos laureles la cabeza!
Honrad al campo, honrad la simple vida
Del labrador y su frugal llaneza.
Así tendrán en vos perpetuamente
La libertad morada,
Y freno la ambición, y la ley templo.
Las gentes a la senda
De la inmortalidad, ardua y fragosa,
Se animarán, citando vuestro ejemplo.
Lo emulará celosa
Vuestra posteridad, y nuevos nombres
Añadiendo la fama
A los que ahora aclama,
“Hijos son éstos, hijos
(Pregonará a los hombres)
De los que vencedores superaron
De los Andes la cima;
De los que en Boyacá, los que en la arena
De Maipo y en Junín, y en la campaña
Gloriosa de Apurima,
Postrar supieron al león de España”.

Texto tomado de Poesías, de Andrés Bello, publicado en 1981 por la Casa de Bello, en Caracas, y reproducido por la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴ / S∴ F∴ U∴ / LIBROS PARA DESBASTAR / “Tratado de regularización de la guerra celebrado entre los gobiernos de España y Colombia”

Editorial Hormiguero / Universidad Militar Bolivariana de Venezuela (UMBV) / Prólogo del Q∴ H∴ Heberto M. Rivas Luzardo. Coronel de la FANB.

¡Y FUE AQUEL FRATERNO ABRAZO, CON EL
QUE BOLÍVAR Y MORILLO PUSIERON FIN A LA
“GUERRA A MUERTE” PARA CAMBIAR LA HISTORIA…!

“Se puede afirmar, sin lugar a equívocos, que el origen del Derecho Internacional Humanitario (DIH) fue obra de la masonería universal, y no solamente por su precursor directo, el suizo Henry Dunant, quien abrió camino para la fundación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la creación del Convenio de Ginebra de 1864, sino porque 44 años atrás, en los albores del siglo XIX, sus precedentes más cercanos se le pueden atribuir a dos masones que se enfrentaron en campos enemigos, en las batallas por la independencia definitivade las naciones suramericanas. Ellos fueron: Simón Bolívar y Pablo Morillo.”

De esta manera precisa e impecable, nuestro Q∴ H∴ Heberto M. Rivas Luzardo abre el prólogo al libro editado por la Universidad Nacional Bolivariana de Venezuela, con motivo de los 200 años de aquella jornada épica por el continente de la lucha que representaba, histórica por sus consecuencias e inmortal por el amor fraterno que, mediador entre los guerreros, une a los hombres libres y de buenas costumbres.

Es mi deseo, y el de nuestra Junta Directiva que este gentil presente que nuestro Q∴ H∴ Heberto pone en nuestras manos sea de honra y provecho para ustedes mis Queridos Hermanos.

ATTE. SU Q∴ H∴ JOSÉ SARDELLI M∴ R∴ G∴ M∴ EN NOMBRE DE SU JUNTA DIRECTIVA.

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴ S∴ F∴ U∴ PRENSA GRAN LOGIA / M∴ R∴ G∴ M∴ visitó a los QQ∴ HH∴ del Estado Monagas.

El M∴ R∴ G∴ M∴ agradeció a los QQ∴ HH∴ por sus luces y por tomar de su tiempo para asisitir a la reunión en un espíritu fraternal que la hizo productiva para hacer nuevos progresos en la Masonería.

Con la feliz participación de las dignidades de las RR∴ LL∴ “Antonio José de Sucre” Nro 105, al Or∴ de Quiriquire; “Armonía” Nro 110, al Or∴ de Pta de Mata; así como “Luz de la Fraternidad” Nro 81; “Unidad y Armonía” Nro 225, “Dr. Edito Acevedo” Nro 235, “Francisco Pereiro Liz” Nro 239 y “Sergio Gonzalez Ravest” Nro 249, al Or∴ de Maturin. Y la grata atención de nuestro R∴ H∴ Jose Luis Moya, anfitrión del local, nuestro M∴ R∴ G∴ M∴ Jose Gregorio Sardelli Bravo, se reunió en el Estado Monagas, continuando con sus giras nacionales, orientadas a estrechar lazos fraternales entre la Gran Logia de la República de Venezuela y los miembros de sus logias afiliadas.

En un ambiente caracterizado por la cordialidad y el amor fraternos el M∴ R∴ G∴ M∴ aprovechó la oportunidad para informar a los QQ∴ HH∴ acerca de los progresos administrativos, tecnológicos y docentes que viene adelantando la M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴

La reunión sirvió para escuchar opiniones y consideraciones de los QQ∴ HH∴ relacionadas a las elecciones de las logias para este mes de Noviembre. Concediendose el derecho de palabra e interviniendo los presentes, se presentaron tres propuestas:

  1. Elecciones virtuales.
  2. Elecciones presenciales con medidas de bioseguridad, y…
  3. Continuidad de las juntas directivas de las logias.

Las propuestas presentadas coincidieron además con las recomendaciones emanadas de la G∴ C∴ de Jurisprudencia de nuestra M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴

El M∴ R∴ G∴ M∴ agradeció a los QQ∴ HH∴ por sus luces y por tomar de su tiempo para asisitir a la reunión en un espíritu fraternal que la hizo productiva para hacer nuevos progresos en la Masonería.

La visita del Q∴ H∴ Sardelli al Or∴ de Maturin fue propicia para visitar al Q∴ H∴ Luis Vicente Cordoba para verificar la mejoría de su estado de salud.

El Q∴ H∴ Antonio Mirabal, miembro de la Gran Comisión de Rito recibió al M∴ R∴ G∴ M∴ para conversar sobre aspectos técnicos y procedimientales del trabajo que adelanta esta comisión. En el Or∴ de Puerto Piritu el Gran Maestro se reunió con el Q∴ H∴ Richard Sarmiento, V∴ M∴ Logia Simón Bolivar. Y el el Or∴ de Clarines tuvo oportunidad de conversar con los QQ∴ HH∴ Carlos Palma y Pedro Ramos, de la Resp∴ Log∴ Estrella de Unare.

En la comitiva que acompañó al M∴ R∴ G∴ M∴ José Gregorio Sardelli Bravo, estuvieron los RR∴ HH∴ German Pinto Simonelli, 1er G∴ M∴ C∴ de la M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴; José Acuña Representante del M∴ R∴ G∴ M∴ en el Estado Monagas y el Q∴ H∴ Ulises Arvelaiz.

De esta manera nuestro M∴ R∴ G∴ M∴ José Gregorio Sardelli Bravo continúa su labor de acercamiento con los QQ∴ HH∴, nuestras LLog∴ y TTall∴ en todo el territorio nacional, ahorrando recursos financieros a nuestra Gran Logia de la República de Venezuela, con fraterna humildad.

G∴ C∴ M∴ P∴ D∴ / Prensa Gran Logia 151120

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / Aniversario: R∴ L∴ “Leonardo Da Vinci” Nro 244 al Or∴ de Maracay. Estado Aragua.

13 maestros masones fundaron la R∴ L∴ “Lenardo Da Vinci” Nro 244, el 2 de noviembre de 2012, entre los cuales se menciona a los QQ∴ HH∴ Gianclaudio Giardina, Francesco Calandra, Ricardo Gords, Eliecer Sojo, Winston Useche, Josué Pérez.

El Q∴ H∴ Rafael Montilla Brea, Miembro Honorario. Quien es una columna de apoyo fundamental para su evolución. Nuestro M∴ R∴ G∴ M∴ José Gregorio Sardelli Bravo, también miembro honorario, quien estuvo presente en la instalación de la actual directiva de este taller en 2019.

Acompaña en la Gran Directiva de la Gran Logia como Gran Or∴ F∴ Adjunto nuestro Q∴ H∴ Antonio García, V∴ M∴ en funciones de este Resp∴ Tall∴

Recuerdo

Como un aporte de nuesta M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴ a la memoria histórica de nuestras apreciadas logias afiliadas, hoy compartimos con nuestros QQ∴ HH∴ el número 39 de la Revista Digital “VitriolVM”, cuya dirección editorial en el el año 2014 estuvo a cargo del Q∴ H∴ Ángel Medina. Esperando que sea grata esta sorpresa para nuestros QQ∴ HH∴ en este aniversario número 08.

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / Aniversario: R∴ L∴ “Dalla Costa” Nro 75 al Or∴ de El Callao – Estado Bolívar.

Sede Logia Dalla Costa #75

RESEÑA HISTÓRICA

En el callao, pueblo donde convergieron hombres y mujeres de diferentes nacionalidades atraídos por la búsqueda del oro, los cuales generaron una mezcolanza de razas, culturas y costumbres se juntaron masones de diferentes grados e iniciados en distintas naciones (Francia, Inglaterra, Canadá e Islas del Caribe).

Algunos QQ∴ HH∴ asistían a la R∴ l∴ “Unión” Nro 49 al Or∴ de Guasipati, la cual tenía más de treinta años de fundada.

El fervor masónico inherente a aquellos valiosos hermanos los motivó a fundar una logia en su residencia habitual, por lo que constituyen la R∴ L∴ “Dalla Costa” Nº75. Hoy afiliada a la M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴

ACTA CONSTITUTIVA

El 31 de octubre de 1925 se reunieron los QQ∴ HH∴ Ramón Yánez Gonzales, Antonio Natera Núñez, Mario Morati, Juan B. Márquez, José María Vivenes, Alberto Cumnighans, Juan Yánez González, Pedro Scribani, Juan Siquanini, Alfredo B. Lewis, Torcuato Dormar, León E. Ramos, Walter Henry, J. Vivenes Hijo, B. Riobueno, Juan F. Sandoval, F:.H:. Osorio, Jhon Hookes, y Cristóbal La Rosa, masones en plenitud de sus derechos.

El objeto de la reunión fue establecer en esta población, una nueva logia bajo la jurisdicción de la Gran Logia de los Estados Unidos de Venezuela. Como medida previa se procedió a nombrar un presidente y un secretario provisorio que dirigieran la reunión, resultando electos para el primer cargo el Q∴ H∴ Ramón Yánez González y para el segundo cargo el Q∴ H∴ Antonio Natera Núñez. Aceptados sus cargos, el presidente continúo los trabajos y se acordó que la logia llevase por nombre “Dalla Costa”.

Se procedió a la elección de los funcionarios de la logia, en votación secreta, obteniéndose el siguiente resultado; V∴ M∴ Ramón Yánez González, P∴ V∴ Mario Morati, S∴ V∴ Juan B. Márquez, Or∴ F∴ Antonio Natera Núñez, S∴ G∴ S∴ T∴ José María Vivenes, T∴ Cristóbal La Rosa, H∴ Alberto Cumnighans, 1er y 2do EExp∴ Juan Yánez González y Pedro Scribani, respectivamente; 1er y 2do MM∴ CC∴, los QQ∴ HH∴ Alfredo B. Lewis y Juan Siquanini; 1er y 2do DD∴ Torcuato Dormar y León E. Ramos. Y G∴ T∴ I∴ Walter Henry, los cuales aceptaron sus cargos.

Se acordó pedir carta constitutiva a la Gran Logia, así mismo los días de sesiones eran los sábados de cada semana.

Debido la dificultad de movilización y transporte en el país existente para la época, vía telegráfica reciben de la Gran Logia la autorización para funcionar; posteriormente les llega por escrito la carta constitutiva y la formalidad legal el 20 de diciembre de 1925.

En el transcurso de estos años la R∴ L∴ “Dalla Costa” Nº75 ha tenido valiosos VV∴ MM∴, siendo el Q∴ H∴ Kenton Emmanuel St. Bernard C. El que en más oportunidades ha ocupado la veneratura con 10 períodos.

Debemos destacar que los masones de entonces no solo se limitaban a realizar labor masónica, sino que se proyectaban a la sociedad, pues constituyeron en la década de los 40´ una escuela de inglés, que funcionaba en las instalaciones de la logia, la cual era dirigida por el Q∴ H∴ Míster Adams.

En la década de los 50´ cuando el país atravesaba un proceso de régimen dictatorial, varios QQ∴ HH∴ eran perseguidos, siendo un caso emblemático el vivido por el Q∴ H∴ José de Jesús López, quien era un luchador de los derechos de los trabajadores (sindicalista) y ponía de manifiesto el compromiso de todo masón de luchar contra el tirano y la tiranía. Era buscado por toda la región por la seguridad nacional, sus hermanos lo protegieron hasta que pudo resguardarse en un lugar seguro.

En el año 1956 se convoca un congreso nacional, donde se propone cambiar la constitución masónica, lo cual dio origen al sisma masónico; la R∴ L∴ “Dalla Costa” Nro 75 se mantuvo neutral hasta tanto no se definiera la situación; este congreso se realizó en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, al cual asistió el Q∴ H∴ Pedro Martini como diputado en representación de la R∴ L∴ “Dalla Costa” Nº75.

El Obelisco - Callao | Mapio.net

En la década de los 60´,
durante la veneratura del Q∴ H∴ Luis Emilio Yépez,
la masonería callaoense construyó
la antigua plaza del obelisco,
la cual representaba un símbolo masónico.

En este Resp Tall se inició el Q H Yanes Caicedo, quien posteriormente se afilió a una logia de la capital del estado y fue un destacado masón quien marcó pauta en el progreso masónico y enarboló las banderas de las luchas que debe librar cada masón; aun sin estar presente en los trabajos de R L “Dalla Costa” Nº75, siempre dio muestras de afecto y amor hacia su madre logia.

En la década de los 90´ se inicia la demolición de la antigua estructura para dar inicio a la construcción de las instalaciones que hoy se aprecian, en muchas oportunidades se cambió el horario normal de las tenidas para botar escombros, trasladar materiales, batir cemento y todo lo relacionado a la construcción; en ese período volvimos a nuestros orígenes los cuales se fundamentan en la masonería operativa.

La infraestructura con que hoy cuenta este taller fue costeada en su mayoría por el aporte monetario que los QQ HH hicieron de su propio peculio.

Después de culminada la reconstrucción del templo, el 23 de julio del año 2000, siendo V M el Q H Rafael Díaz Valerio, y el G M el Q H Víctor Higuera Castellanos, se realizó la consagración de la cámara con la asistencia de numerosos QQ HH en representación de diferentes logias de nuestra jurisdicción.

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / Aniversario: R∴ L∴ “Corazones Unidos” Nro 183 al Or∴ de Pampatar – Estado Nueva Esparta.

La ciudad de Pampatar es la capital del municipio Maneiro, en la isla de Margarita, estado Nueva Esparta. Su antiguo nombre era Pampatare o Mampatar. Pampatar es voz indígena que significa «casa de sal».

Entre los principales sitios históricos de la ciudad se encuentran:

a) El Castillo San Carlos de Borromeo.
b) Iglesia parroquial del Santísimo Cristo del Buen Viaje.
c) La Casa Amarilla.
d) El Fortín La Caranta, entre otros.

Para la masonería venezolana y en especial del estado nueva Esparta, juega un papel muy importante La Casa Amarilla anteriormente mencionada, puesto que, en ella funcionaron dos logias:

La primera fue la Logia San Juan de La Margarita que levantó columnas en el año 1808 bajo la jurisdicción de La Gran Logia de España. Suspendió sus trabajos en 1815, cuando Margarita fue invadida por el general Pablo Morillo.

Se reorganizó en 1822 y funcionó hasta 1825, surgiendo nuevamente en 1830, obtuvo Carta Constitutiva en 1838, hasta que suspendió sus trabajos definitivamente en 1840. Tuvo su asiento en la Casa Amarilla de Pampatar y en ella se dice, que después del fusilamiento del General Manuel Piar, el General Mariño “se refugió en dicho templo por temor a correr la misma suerte de aquel Prócer Independentista”.

Por otra parte, Siendo El Libertador miembro de la Masonería, el 8 de noviembre de 1828, firma un decreto prohibiendo toda asociación o confraternidad secreta, mediante el cual se clausuran las Logias masónicas existentes en la República de Colombia, a la cual estaba adscrita Venezuela, entre ellas la “Logia San Juan de la Margarita”. Hecho este estratégico con la finalidad de prohibir las reuniones que secretamente, mantenían un grupo de realistas disfrazados de criollos para conspirar contra la gesta emancipadora.

Cabe mencionar que, en la actualidad existe una logia conformada por miembros de las logias de la región insular y lleva por nombre “Primogénita San Juan de las Margaritas N° 268” al Or∴ de Pampatar.

Asimismo, La segunda logia en erigir sus pilares al Oriente de Pampatar y también trabajar en La Casa Amarilla, fue la Logia “Corazones Unidos” que, según el cronista Jesús Manuel Subero en su libro “La Masonería en Margarita” nos hace referencia que la logia se reestructuró en el año 1854 aproximadamente.

Esto debido a que pudo constatar entre papeles de muy buena fuente, la existencia de un acta publicada para la fecha, donde figuran las dignidades que conformaron el cuadro Logial y los actos que se llevaron a cabo en esa tenida. De igual manera, se menciona la existencia de un diploma que se le otorgara al Q∴ H∴ Pedro Villalba el 11 de noviembre de 1857, envistiéndolo con el sublime grado de Maestro Masón, también se pudo observar, que el nombre de la logia era “Corazones Unidos” Número 47”.

A su vez, Jipson Briceño Domínguez en su libro “Los templos masónicos de Venezuela en el siglo XIX”, nos expresa que la logia tiene fecha de fundada en el año 1851 aproximadamente. Con lo que se toma como valido el diploma mencionado en líneas anteriores. Cabe resaltar, que debido a lo discreta que era la masonería para ese momento, no se tiene fecha exacta de cuando la Logia Corazones Unidos N° 47 batió columnas.

123 años después un grupo de QQ∴ HH∴ MM∴ MM∴ interesados en hacer nuevos progresos en la masonería neoespartana, deciden fundar una logia al Oriente de Pampatar, esto debido a la gran importancia que tiene esta ciudad para la institución, y teniendo datos de la existencia esta logia, decidieron escoger este como su nombre.

Bajo la autoridad del M∴ R∴ G∴ M∴ para la época: Q∴ H∴ Edito Acevedo 1972-1978. Les otorga Carta Patente para trabajar al Or∴ de Pampatar, pero esta vez bajo el Nombre de: R∴ L∴ “Corazones Unidos” N° 183

Entre los QQ∴ HH∴ miembros refundadores de la actual R∴ L∴ Corazones Unidos N° 183 están: V∴ M∴ Juan Guglielmi Guglielmi, 1er Vig∴ Alessandro Soave Mistrorigo, 2do Vig∴ Juan Gustave Hubert; estos fueron los primeros hermanos que conformaron las autoridades de la Logia.

También acompañaron a este equipo los QQ∴ HH∴: José Gómez y Gómez, Ramón Gómez Batlo, Vincenzo Coppolechia, Edmundo Felipe Pérez y el C∴ M∴ Urbano Albani Carnevalli y no podía dejar pasar a nuestro Q∴ H∴ Albino Moino Mazzarato, último vivo de esta generación.

Cabe destacar, que desde 1976 y parte de 1977 se trabajó como triángulo masónico, se cumplieron las normas establecidas en nuestros EE∴ GG∴ emanados por la M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴ logrando levantar columnas como logia el 29 de octubre de 1977. Nuestra madre logia, desde la fecha de su refundación hasta la actualidad tuvo cuatro lugares de reunión a saber:

1) Sitio de instalación: sótano ala norte del hotel puerto Esmeralda, caserío playa Moreno Pampatar, 1977-1985 (e∴v∴) trabajó los días martes, esto según el texto “Guía Histórica de la Masonería Venezolana”. (Llovía y se inundaba el sótano e igual se abrían los trabajos del modo acostumbrado.)

2) R∴ L∴ Sol de Nueva Esparta Nro 84 (parte de 1985)

3) Oficina del Q∴ H∴ Félix Rojas Acosta (parte de 1986)

4) Nuestra Actual sede: Desde 1986 hasta el presente, en la urbanización Jorge Coll, 3era Etapa entre calles 23 y 24 Pampatar Edo Nueva Esparta.

Es importante señalar, que aún se siguen las labores de construcción de nuestra madre logia, esto como un vivo ejemplo del trabajo que nuestros antecesores debían realizar al edificar aquellos grandes monumentos (catedrales) y que aún hoy 300 más tarde podemos contemplar.

Hoy jueves 29 de octubre de 2020 celebramos el 43 aniversario de nuestra refundación, continuando con los ideales de aquellos QQ∴ HH∴ de 1977, con nuestros Corazones Unidos haciendo nuevos progresos en la masonería, trabajando en la construcción de nuestro templo moral y formando hombres libres y de buenas costumbres útiles a la sociedad.

Nos despedimos con los Ssig∴ Ppal∴ y Tctos∴ que nos son conocidos.

Fraternalmente,

V∴ M∴ Yonnis Tovar

José E. Mendoza S.
S∴ G∴ S∴ y T∴

Pedro Miguel Delgado O∴ F∴

Emblema de la R∴ L∴ Corazones Unidos Nro 183 al Or∴ de Pampatar – Nueva Esparta.

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / EFEMÉRIDES: Natalicio de Don Simón Rodríguez

Como parte de un trabajo pedagógico realizado por la Coral Magisterial Betsaida Mora, de la Zona Educativa Nro 14, del Estado Mérida. @coralmagisterialze, En Venezuela. Hoy tenemos la dicha de compartir con todos ustedes mis QQ∴ HH∴ este bonito homenaje al Q∴ H∴ Simón Rodríguez, Maestro del Libertador.

Con el hermoso detalle de que este trabajo participa la familia de nuestro Q∴ H∴ Armando Nones: nuestra Q∴ C∴ Reysi Guerrero, junto a nuestros QQ∴ SS∴ Matilda Nones Guerrero y Marcelo Nones Guerrero.

Hacemos nuestras las palabras de nuestro Q∴ H∴ Aquiles Lugo, publicadas hoy 28 de Octubre en el periódico Ciudad Guárico, por lo menos un fragmento de ellas para decir:

Simón Rodríguez es un hombre trascendental en nuestra historia, no solo por lo avanzado, lo futurista de sus ideas, como por la ascendencia que tenía en el joven Simón Bolívar, me atrevería a afirmar que sin Simón Rodríguez difícilmente Bolívar se hubiese convertido en Libertador. ¡Viva Simón Rodríguez maestros de maestros!, y con el todos los educadores que en nuestras escuelas, liceos y universidades dan lo mejor de si por una auténtica formación para la vida. ¡Viva el Robinson de América!

Así andan por los caminos de la vida nuestros QQ∴ HH∴ en toda Venezuela y el mundo: formando familias, expresando con respeto sus ideas para construir sociedad, elaborando soluciones, esforzandose por sacar en la ciencia y la virtud sus vidas adelante.

Como laboriosos maestros y obreros de la Gran Obra Universal. Cerremos esta reflexión con palabras de Samuel Robinson:

“Adquirir virtudes sociales significa moderar con el amor propio, en una conjugación inseparable de Sentir y Pensar, sobre el suelo moral de la máxima“ Piensa en todos para que todos para que todos piensen en ti” que persiguen simultáneamente el beneficio de toda la sociedad y de cada individuo.”

Atte. Su Q∴ H∴ José Gregorio Sardelli Bravo M∴ R∴ G∴ M∴ En nombre de la Junta Directiva.
.
.
.
.
.#venezuela #1paratodosvzla #granlogiadevenezuela #mrgldv #masonesenfamilia #solsticio #efemeridesmasonicas #aniversario #masonesvenezolanos #hospitalia #granorientedevenezuela

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / 166 Aniversario R∴ L∴ Asilo de Paz Nro 13 al Or∴ de Ciudad Bolívar.

Respetable Logia asilo de Paz

Reseña histórica elaborada y publicada por el periodista Guayanes Américo Fernández, en: cronologiadelestadobolivar.blogspot.com/

26 de octubre de 1854. La Logia Asilo de la Paz de Ciudad Bolívar perdura desde octubre de 1854 por iniciativa de José Gabriel Ochoa quien fue su primer Venerable Maestro y luego que “La Concordia”, fundada en 1818, se había extinguido por los avatares. De ella sólo quedó el homenaje a su memoria una calle larga que cruza todo el Casco Histórico de Ciudad Bolívar.

José Gabriel Ochoa, su primer Venerable, hijo de Antonio José Ochoa y María Manuela Urbina, había nacido precisamente en 1818 cuando fue fundada en Angostura, su ciudad natal, la Logia La Concordia.

Durante su juventud estuvo al lado del Gral. Tomás de Heres, pero se destacó como un gran liberal bajo las bandaras amarillas de Ezequiel Zamora con quien desembarcó en las costas de Coro el 22 de febrero de 1852 llegando a ser Secretario del General Juan Crisóstomo Falcón durante la Guerra Federal.

Fue diputado provincial, congresista, Gobernador de Guayana en 1872, Ministro de Interior y Justicia, de Relaciones Exteriores y de Crédito Público. Falleció el 17 de febrero de 1876.

Acompañaron a José Gabriel Ochoa en la fundación da la Logia Asilo de la Paz Nº 13, Simón Meza y Fermín Carreño como Primer y segundo vigilantes, respectivamente; Ramón Serrano en calidad de Orador Fiscal y Francisco Serrano, como Secretario.

La Logia Asilo de la Paz No. 13 que tiene antecedente histórico en la Logia La Concordia fundada por los patriotas en los sótanos de la Casa del Congreso de Angostura en 1818, no tuvo edificación propia sino a partir de febrero de 1875 en la calle Santa Ana donde aún pervive. Anteriormente su sede era itinerante en casas arrendadas. Su sede y templo actuales fueron erigidos sobre los muros de una casa de familia propiedad del comerciante Ángel Santos Palazzi. Adquirida y cancelado su valor de 4 mil pesos en varias mensualidades.

La Casa con el tiempo fue transformada, se le construyó en la fachada dos columnas simbólicas del templo de Salomón y el salón o templo de los ritos propios de la francmasonería en forma de escuadra. En esa vetusta casa en cuyo jardín mora una estatua pedestre del Libertador inaugurado en 1883, se observan signo de la vieja tradición que parecen inmortales y que se confunden con todos los orígenes atribuidos a la masonería: las columnas, las espadas de Las Cruzadas, los signos del paganismo, la espada, la escuadra, el compás y el mandil del albañil. Por allí han pasado militares, guerreros, acaudalados hombres de negocios, benefactores, filántropos, en fin, líderes de la libertad y la fraternidad.

Además de la Asilo de la Paz, existen en Guayana la Logia “Pedro Cova”, de Upata; “Dios y Patria”, de Tumeremo; “Dalla Costa”, de El Callao; “Sol de Imataca”, de El Palmar; “Estrella Guzmán Blanco”, de Ciudad Piar; “Domingo Faustino Sarmiento”, de San Félix; “Diego de Ordaz”, de Puerto Ordaz; “César Obdulio Iriarte”, de Puerto Ordaz; “Estrella del Roraima” de Santa Elena de Uairén y Logia Presidente Raúl Leoni, de Guri. Existen además en el Estado tres Logias en situación de irregularidad, vale decir, sin reconocimiento de las potencias Mundiales Regulares.

Profano Américo Fernández. Licenciado en Comunicación Social, Socio correspondiente de la Academia Nacional de la Historia, Cronista oficial de Ciudad Bolívar, Vicepresidente de la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela, Secretario General del Colegio Nacional de Periodistas 2010-2012, Seccional Bolívar. autor de 20 libros vinculados con la Historia del Estado Bolívar. Texto original: http://cronologiadelestadobolivar.blogspot.com/2013/10/logia-asilo-de-la-paz.html

Libro: Memorias de la Masonería Merideña. Autor: Q∴ H∴ Fernando Castillo Serrano.

Esperamos que esta publicación sirva de estímulo a nuestros Queridos Hermanos que tienen más experiencia, a los Queridos Hermanos noveles y a los Queridos Hermanos por venir, para que durante este viaje que nos ha tocado realizar veamos el trabajo, entrega y amor que cada Querido Hermano ha puesto en su justa medida con la idea de perfeccionarnos.

Q∴ H∴ Armando Nones. V∴ M∴ Resp∴ Log∴ Derechos Humanos Nro 162 al Or∴ de Mérida. 2019 – 2020 – Prólogo.

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / 74 Aniversario R∴ L∴ George Washington Nro 100 al Or∴ de Caracas

Hoy 13 de octubre de 2020, la R.·. L.·. George Washington Nro 100, cumple 74 años formando obreros de paz. Por esta razón, el Q.·. H.·. Wuilian Mundarain, 2do Vig.·. de este Respetable Tall.·. escribió este hermoso cuarteto que refleja lo que es nuestra muy amada George Washington Lodge N° 100.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
CUARTETO A UNA MADRE⁣⁣⁣
(A mi R.·. L.·. George Washington Lodge N° 100)⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Será nuestro deber labrar la piedra,⁣⁣⁣
guiados por la luz resplandeciente;⁣⁣⁣
fulgorosa, pertinaz desde el oriente, ⁣⁣⁣
aferrados al honor como la hiedra.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Washington me nutre con su ejemplo, ⁣⁣⁣
nuestra madre alumbró el número cien, ⁣⁣⁣
Emulation me forma para bien, ⁣⁣⁣
ayudándome a erigir mi propio templo. ⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Heredé de mis hermanos ancestrales, ⁣⁣⁣
temperancia, justicia y fortaleza, ⁣⁣⁣
ser prudente es mi naturaleza ⁣⁣⁣
y mis cuatro virtudes cardinales. ⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Una firme escalera que me encumbre, ⁣⁣⁣
a los cielos, magnífico dosel. ⁣⁣⁣
Con la regla, el mazo y el cincel, ⁣⁣⁣
¡Hombre libre y de buenas costumbres!⁣⁣⁣
⁣⁣⁣

Q.·. H.·. Wuilian Mundarain 2do Vig.·. 2019 – 2020.

gwl100 #georgewashingtonlodge100 #georgewashington #afam #freeandacceptedfreemasons #mason #masoneria #masoneriavenezolana #freemanson #freemasonry #emulationworking #ritualemulation #craftmasonry #hermandad #brotherhood #fraternidad #fraternity #caracas #venezuela

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / Salutación y reseña de la Resp∴ Log∴ “Fenix” Nro 08 al Or∴ de Valencia – Estado Carabobo.

La primera Logia en Valencia se denomina Concordia Nª 18, no se conoce exactamente su fecha de instalación, presumiéndose alrededor de 1820, porque hay un documento en que el Capítulo Concordia otorga un grado al Oficial granadino Teniente Francisco Barriga en 1822.

Esta Logia recibe la autorización de la Gran Logia de la República de Venezuela para instalar la Resp.·. Log.·. Fortaleza Nroª 33 en Diciembre de 1844, durante algún tiempo esta última tuvo sus reuniones o tenidas en el Templo masónico de la Logia Concordia Nª 18 la cual se encontraba en las actuales Carabobo Con Calle Vargas.

En el año de 1854 nace la Resp.·. Log.·. Alianza Nro 31, que después de un tiempo debido al reordenamiento dictado por la M.·. R.·. G.·. L.·. R.·. V.·. pasa a tomar el Nro 8. Esta Resp.·. Logia Alianza Nª 8 perdura en el tiempo. Compran un solar y construyen con mucho entusiasmo y fervor masónico un Templo ubicado en la Calle Rondón c/c Calle Carabobo (que es el que hoy día nos da albergue).

Durante muchos años esta es la única Logia en Valencia, pero ya existían en aquel entonces tres en Puerto Cabello, una en Montalbán y otra más en Nirgua. Después de los años cuarenta hay gran actividad de la masonería Valenciana y se establecen en ella varias Logias.

En el 12 de Octubre de 1957 la Resp.·. Log.·. Sol De Carabobo Nro 97 se fusiona con la Resp.·. Log.·. Alianza Nro 8 dando nacimiento de esta manera a nuestra Resp.·. Log.·. Fénix Nro 8, que arriba a su 63 aniversario.

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / RESP∴ LOG∴ ASILO LLANERO N° 106

Asilo Llanero

PATRIMONIO HISTÓRICO DEL MUNICIPIO JUAN JOSÉ RONDÓN
JURISDICCIONADA A LA GRAN LOGIA DE LA REPÚBLICA DE VENEZUELA.
OR∴ DE LAS MERCEDES DEL LLANO. ESTADO GUÁRICO
S∴ F∴ U∴

ASILO LLANERO N°106
Todos los 12 de Octubre, la Masonería Universal y más aún la Masonería mercédense tiene tanto y mucho que celebrar.

Este día 12 de Octubre de 1948 se inaugura la sede de la muy Resp∴ Log∴ Asilo Llanero Nro 106, y el 29 de septiembre del mes Masónico ELUL, del año 5948 de acuerdo al calendario Masónico, fue otorgado su carta patente al Oriente de Las Mercedes del Llano, Estado Guárico.
La Masonería en Venezuela según el historiador Jesús Manuel Severo, afirma que la primera Logia regular fue fundada en el territorio Venezolano en Pampatar Estado Nueva Esparta.

Fue la muy Respetable “Logia de San Juan de la Margarita”. Esta Logia hecha las bases de sus columnas en el año 1808, dependiendo de la muy respetable Gran Logia de España al Oriente de Madrid, 7 años más tarde fueron suspendidos sus trabajos logiales en 1815, cuando la Isla de Margarita fue invadida por el General Español Pablo Morillo al frente de 15000 soldados.

Después de una serie de investigaciones y aportes de documentos, Jesús Manuel Severo, Salvador Villarba Gutiérrez y José Miguel Rivas Bravo, llegaron a la conclusión que no es Barcelona sino Pampatar la cuna de la primogénita Logia de Sudamérica y de Venezuela.

EN ESTAS PAMPAS LLANERAS SE FUNDA ASILO LLANERO AL ORIENTE DE LAS MERCEDES DEL LLANO.

Para poder entender y conocer sobre la fundación de esta Respetable Logia tenemos que trasladarnos en el tiempo y ubicarnos en la década de los años 40 del siglo pasado, teniendo presente que para esa época Las Mercedes se encontraba en un proceso de transformación social y económica, ya que el pequeño vecindario netamente rural y agrícola comenzaba a recibir ese contingente humano de hombres y mujeres producto de las migraciones petroleras, logrando cambiar de rural agrícola a una economía Minero Petrolera.

Es así, como Asilo Llanero se convierte en parte de todo aquello que vive y se siente Mercédense aun no siendo Mason.

Su sede es un edificio antiguo , hoy restaurado y acondicionado para recibir y albergar en su seno los miembros de su honorable taller. Al frente de este edificio se encuentran tres bustos que adornan su entrada con vista al sur teniendo como ángulo la Plaza Bolívar. Estos ilustres hermanos son los que reciben y despiden a todos los hijos y amigos de Las Mercedes del Llano que nos visitan.

Frente a la Plaza Bolívar se levanta majestuoso uno de los Monumentos más Emblemáticos y Majestuosos que identifica y nutre la idiosincrasia del Mercédense. Sus rejas punta de lanza hacen guardia permanente a los tres bustos que representan de Este a Oeste a los Queridos Hermanos Antonio Guzmán Blanco, “El Ilustre Americano”. Simón Bolívar nuestro “Libertador”, y el Querido Sebastián Francisco de Miranda, Precursor de la Independencia de Venezuela, considerado el hombre más Universal nacido en estas tierras y precursor de la Masonería en Venezuela y América.

Es importante tomar en consideración que estos tres hombres fueron Venezolanos Universales.

Toda Logia tiene su génesis y este se basa en un principio donde todo comienza con un triángulo, este triángulo se formó con los Queridos Hermanos:
H∴ Teófilo Menesis. V∴ M∴
H∴ Arturo Manuitt. P∴ V∴ H∴ Ricardo Martínez. S∴ V∴

Estos primeros obreros, pioneros de los Augustos Misterios fueron los miembros del primer cuadro Logial: Hilton Stewart, Ernesto Vergel, Juan José Zabala, José Salgado, Miguel Lichae, Telmo Celis, Beltrán Rojas, Enrique Hernández, Mc Phail, Carlos Celis, Miguel Manuel Cancini, Ernesto Nieves, José Moncada, Antonio Arteaga, Ricardo Salgado, García Cova, Adán Marín Flores, José A Araujo, Domingo Blanco, Antonio Belisario, Guada Marcano, Rafael Jiménez, Manuel Claricre, Luis Gullón, y Diógenes Lugo; todos estos Queridos Hermanos contribuyeron de una u otra manera a fijar las columnas dándoles así valor y fuerza a la palabra Filosófica Asilo.

Convirtiéndose en un verdadero asilo de hombres de todas partes del mundo que tenían preguntas y buscaban respuestas.

El 12 de Octubre de 1948 a la 10:00 am comienzan los actos solemnes de la M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴, quien asigna el numero 106 debido a que para esa fecha solo se habían instalado en nuestro país 105 Logias.

Sobre la construcción del templo, estos comenzaron a principios de 1946 estando listos para su inauguración el 12 de Octubre de 1948. Los tres bustos y la Moneda Dorada del Libertador que adorna el frente de nuestro templo, fueron traídos especialmente de los Estados Unidos de Norteamérica y la construcción del edificio estuvo a cargo de unos maestros constructores Españoles, traídos especialmente para ese fin.

HASTA HOY SON 72 AÑOS

Nuestra Institución a través del tiempo ha sufrido altos y bajos, a pesar de todo esto es necesario que recordemos hoy todos los Q∴ H∴ Jóvenes, Familiares y Amigos de Nuestra Madre Logia tiene y tendrá a través del tiempo una cantera llena de historias.

Hoy quiero recordar de forma muy especial a dos columnas que tuvieron su momento histórico dentro de la Masonería Mercédense.

La primera columna a quien me quiero referir es Q∴ H∴ Eleazar Ortega Lara, quien ha mediados de la década de los 90 y principios del nuevo milenio despierta de ese sueño profundo a esta institución; siendo comisionado por la Gran Logia de Venezuela, para levantar columnas dedicándole más de 6 años de su vida profana a levantar, abrir y establecer las cadenas de nuestros Augustos Misterios.

Es importante señalar y que siempre tengan presentes las nuevas generaciones que el Q∴ H∴ todos los martes hacia un viaje desde la ciudad de Calabozo acompañado por el Q∴ H∴ Wuillian Zerpa, para hacer la respectiva tenida, es notoria e importante no olvidar a su compañera de vida como fue la Q∴ C∴ Carola Márquez de Lara. Esta mujer activa estuvo al frente del Comité de Damas. El poderosísimo H∴ G∴ 33 pasó al O∴ E∴ el día 25 de Agosto del 2001, y se acaban de cumplir 19 años.

La segunda columna que quiero mencionar es el Q∴ H∴ Elbano Chirinos González, que se inicia un 12 de Febrero de 1985, hacen 35 años, en el marco del Día Mundial de la Juventud, en Acto Solemne entran a nuestros Augustos Misterios los caballeros profanos: Gustavo Hernández, Víctor Piccoli y Mancio Marrero.

Después de cumplir más de 3 décadas al servicio de la Masonería Universal, sufre un aparatoso accidente el Q∴ H∴ Elbano Chirinos González. A mediados de Noviembre pasa O∴ E∴ quedando para la historia como el Eterno Venerable de la G∴ L∴ LL∴

A partir del 2009 queda al frente de la Veneratura por 2 períodos consecutivos el Q∴ H∴ Julio Montero, seguido del Q∴ H∴ Celestino Pérez, luego queda al frente por 2 períodos consecutivos el Q∴ H∴ Pablo Gambino.

En el último período del Q∴ H∴ Pablo Gambino, Asilo Llanero sufre un proceso de transición de la G.: L∴ de los Llanos a La G∴ L∴ de Venezuela, siendo el Q∴ H∴ Pablo Gambino su 1er V∴ M∴ seguido del Q∴ H∴ Carlos Rodil y Actualmente en ejercicio con 2 períodos consecutivos el Q∴ H∴ Eustoquio Montero.

Partiendo del concepto Filantrópico nosotros creemos en tres principios:
Libertad.
Igualdad.
Fraternidad.
Principios tomados de Revolución Francesa, tengamos siempre presente:
La Masonería Universal, No es una Religión
La Masonería Universal, No es un Club de Amigos
La Masonería Universal, No es un Partido Político
La Masonería Universal, es desde tiempos inmemorables una sociedad Discreta, Mística, Esotérica, Filantrópica y muy Fraternal.

Nosotros somos Hombres Libres y de Buenas Costumbres que Cavamos Calabozos a los Vicios, a los Supersticiones y al Fanatismo. Tengamos siempre presente: La Masonería Universal simplemente es la Unión de un Grupo de Hombres Libres Y de Buenas Costumbres, ya que nos reunimos en una Logia a la cual llamamos Taller.

ASILO LLANERO
¡FELIZ ANIVERSARIO!
¡FELIZ CUMPLEAÑO!
¡FELIZ 72 ANIVERSARIO!

Q∴ H∴ Gustavo González.

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴ / Logias de Venezuela / R∴ L∴ Templo de Salomón

Templo de Salomon Venezuela


S∴ F∴ U∴
Or∴ de Caracas 19 de Febrero de 2.001 (e∴V∴)
Resp∴ Log∴ Templo de Salomón Nº 172
Or∴ de Caracas.

V∴ M∴
Ex – V∴ M∴
Q∴ H∴ 1er Vig∴
Q∴ H∴ 2do. Vig∴
QQ∴ HH∴ Todos
BREVE HISTORIA DE LA R∴ L∴ “TEMPLO DE SALOMÓN” Nº 172

Siguiendo instrucciones del V∴ M∴ Daniel Humberto Barbosa, cumplo en llevar del conocimiento de todos los miembros de este Tall∴, la historia sucinta de su origen y fundación.

Es importante señalar que la narrativa que a continuación se desprende, es original del V∴ H∴ Domingo Ramón Escalona Escalona Venerable Maestro de Honor Ad – Vitam ya pasado al Or∴ Et∴.

Vivíamos el año 1966. La R∴ Log∴ “Renovación” Nº 72, ocupaba casa de su propiedad y era su punto geométrico en el norte de Caracas, La Pastora, San Vicente a Medina Nº 125-2, asiento de su Templo Masónico. El V∴ M∴ titular era el V∴ M∴ Luis José Martínez y Or∴ Fiscal el Q∴ H∴ Domingo Ramón Escalona Escalona.

Estos dos miembros activos del Taller comenzaban su ejercicio de Luz de la Logia conforme a resultado de elecciones practicadas por el Tall∴ en Cámara de Maestro para el ejercicio del año 1966, los miembros asistentes siempre estaban sobre dieciséis. La Log∴ Renovación Nº 72 se encontraba en pleno apogeo de haberse declarado Logia independiente, no obedecía a la Gran Logia de la República de Venezuela ni al “Comité Coordinador de Logias Independientes” que se formó a raíz del siete (7) de febrero de 1965 cuando en elecciones de Altas Dignidades de Gran Logia un grupo de logias (entre esas Renovación Nº 72) protestaron en plena Tenida el resultado de las elecciones y abandonaron el Gran Templo.

La Gran Logia de la República de Venezuela actuaba conforme a la Ley, salía del período 1963 para entrar al período 1965 – 1967; terminaba dos períodos en ejercicio del Il∴ y P∴ H∴ Simónides Domínguez Cedeño. En aquel quedó electo Gran Maestro de la Gran Logia el Il∴ y P∴ H∴ Miguel A. Tejeda; y la protesta se debió a que un grupo de Diputados suponía que habían votos espurios por Diputados en condición de ilegal.

Aquel grupo de Diputados aupaba a otro candidato que no era el R∴ H∴ Tejeda. Los QQ∴ HH∴ Luis Manuel Martínez y Domingo Escalona, siempre considerando que había sido violenta la actitud de sus Diputados en la Gran Logia, pedían en el Taller una reconsideración del caso habido, pero los esfuerzos eran en vano, ante esa situación lo que hizo la Logia fue que a los ciento diez días del 7 de febrero de 1965, acuerda públicamente declararse totalmente desvinculada e independiente, tanto del Comité Coordinador como de la Gran Logia, Jesuitas a Maturín Nº 5; ese acuerdo de “Renovación” Nº 72 fue el 28 de mayo de 1965, entonces para esa fecha eran Luz del Tall∴: V∴ M∴ Manuel Vicente Trujillo, 1er Vig∴ Ernesto Amaya Piñero, 2do Vig∴ LuisJosé Martínez, Or∴ Fisc∴ Ciro Medina y Sec∴ Domingo Ramón Escalona Escalona; juntos con otros activos de la Logia, siguieron alimentando una reincorporación y volver al seno de la Gran Logia de la República de Venezuela.

Llega el mes de noviembre de 1965 y el Tall∴ celebra elecciones en su Cámara de Maestro conforme a la Ley y resulta electo como V∴ M∴ el Q∴ H∴ Luis José Martínez y de Or∴ Fisc∴ el Q∴ H∴ Domingo Escalona, el día de instalación, toman posesión de sus cargos y se ven acompañados de HH∴ seguidores de volver al Gran Templo, pasan los meses y siempre tratan de que todos juntos rectifiquen para volver, pasan los meses y siempre tratan de que todos juntos rectifiquen, para volver a la regularidad, al fin se resuelven y piden una Ten∴ de Maestro en el mes de julio de 1965, proponen pedir la regularización de la Logia, ampliamente se discutió y votada la proposición, quedó la Logia igual por el triunfo de un voto.

En las primeras próximas Ten∴, siete hermanos se ponen a Plomo con el Tes∴ y en la siguiente Ten∴, estando las Columnas llenas, el S∴ P∴ resulta portador de siete solicitudes de retiro al orden de conformidad a los EE∴ GG∴ VV∴; el Ord∴ Fisc∴ Q∴ H∴ Domingo Escalona, declaró en orden porque también renunciaba irrevocablemente cada hermano a su cargo en el Tall∴ y derechos que pudieran tener como miembros activos de la Resp∴ Log∴ “Renovación” Nº 72.

De nuevo declarado en orden la actuación por el Or∴ Fisc∴, el V∴ M∴ pidió circular el S∴ B∴, el cual resultó abundante y todos los HH∴ se retiraron en paz sin discusión alguna. En la próxima segunda Ten∴ se retiraron en orden tres miembros mas, aquella Log∴ quedó vacía para la cantidad de activos que tenía y continuó igual hasta que la Gran Logia inició con nueva Directiva, otro nuevo período.

Los retirados en orden continuaron comunicándose y encontrándose en familia hasta pensar en regularizarse y afiliarse cada cual en logias de su agrado. Posteriormente cada uno por separado, fue invitado a un ágape en el hogar del Q∴ H∴ Israel Kamhazzi en la Urb. La Florida, Calle Pedroza, Residencias Miami P-H, disfrutaron de una tarde de gran alegría y resolvieron formar una Logia en Instancia, fue comisionado el Q∴ H∴ Domingo Escalona, para que diera los primeros pasos en la Gran Logia de la República de Venezuela, Jesuitas a Maturín Nº 5, donde fue muy bien atendido por el Gran Maestro Il∴ y P∴ H∴ Miguel Tejeda; al dar resultado de esa gestión fueron llenados todos los requisitos de Ley, para la regularización de todos los componente de la Logia en Instancia, obtuvieron mucha colaboración de la R∴ L∴ “Igualdad” Nº 145 y del R∴ H∴ Luis Eladio Urbina, en Instancia se reunían en la casa del Q∴ H∴ Shalomo Kamhazzi, quien fue el primero en pensar que el nombre bueno para la Logia era el de “TEMPLO DE SALOMÓN”.

Así lo acogieron todos por unanimidad y siendo amplia la colaboración de la Gran Secretaría y del Gran Maestro Tejeda, firmante de la Carta Cosntitutiva, el día 1ro de Octubre de 1.966, quedó oficialmente Constituida la R∴ L∴ “TEMPLO DE SALOMÓN” Nº 172.

Regresaba de España el Q∴ H∴ Francisco Gracia Vallespí, llegando al Aeropuerto de Maiquetía a las 8:00 p.m., ya estaba en conocimiento y salió directo al Gran Templo llegando a tiempo se incorporó a la ceremonia. Su primer cuadro fue compuesto por los QQ∴ HH∴ Luis José Martínez, Domingo Ramón Escalona Escalona, Wladimir Jersebinski, Manuel Vicente Trujillo, Augusto Velásquez, Francisco Gracia Vallespí, José Héctor Gómez, Rafael Ovidio Ojeda, Haim Kambazzi, Alfonso Lirani, José Gaspar Ramírez, Dario Armando Fuentes y José Merniño Mileo.

DOMINGO RAMÓN ESCALONA ESCALONA.
Venerable Maestro de Honor Ad-Vitam
R∴ L∴ Templo de Salomón Nº 172
Miembro Fundador.

  • La presente narrativa fue elaborado por el Q∴ H∴ DOMINGO RAMÓN ESCALONA ESCALONA, en Marzo de 1.990, para conocimiento de todos los hijos de este Tall∴. En la actualidad, el único miembro que vive es el Q∴ H∴ José Gaspar Ramírez, V∴ M∴ de H∴ Ad∴ V∴

A L∴G∴D∴G∴A∴D∴U∴ / Masones Venezolanos: Don Pedro Cova

Respetable Logia Pedro Cova

Or∴ De Upata, Septiembre 2020 (e∴v∴)
V∴ M∴
EX V∴ M∴
QQ∴ HH∴ 1er y 2do VVIG∴
QQ∴ HH∴TODOS
S∴ F∴ U∴

PEDRO COVA


Don Pedro Cova nace en Cumaná capital del Estado Nueva Andalucía, hoy estado Sucre, a principios del Siglo XIX, se casa con la señorita Isabel Pérez Rodriguez hija de José Baltazar Pérez y Rosa Rodriguez, hacia el año de 1843 aproximadamente, con la cual tiene cuatro hijos llamados: Pedro José, Eugenio, Rita y Andrés Cova Pérez, todos nacidos en la misma ciudad.


De Pedro Cova no se tiene conocimiento de que tuviese una profesión precisa pero sí que se dedicó al periodismo siendo esta su gran pasión lo que se evidencia de su trabajo ya que fue fundador de varios semanarios y periódicos en su ciudad natal, entre la que destaca “LA REVISTA ORIENTAL” siendo su primera publicación el 9-06-1835, salía tres veces al mes. En esta revista se recogen tres documentos en los cuales el general José Vallenilla Centeno, utiliza el exergo “Dios y Federación”. En ese año en la misma imprenta se publicaban los periódicos: El Anticorreo, El Látigo, El Antípoda y el Correo.


En la década de 1840 es copropietario de la imprenta con Pedro José Rojas (quien fuera secretario personal del General José Antonio Paez) en la cual se publicó “El Manzanares”, semanario político.


No hay una fecha cierta de la llegada de Pedro Cova a la población de Upata, pero se ubica entre los años 1850 y 1855. Considerado el mecenas de Upata, desde su llegada este insigne intelectual trajo consigo progreso y modernidad para la época.

En 1857, trajo la primera imprenta a Upata y la quinta llegada a Guayana. La misma fue traida desde Cumaná, y llego por mar y río hasta puerto de tablas y de allí en lomo de mula hasta Upata, una vez instalada se editaron en ella los impresos más comunes, pero especialmente, el periódico El Guaica, en 1858, y del cual fue su fundador y director.


Otra faceta importante a la cual hay que hacer referencia es la vida política de Don Pedro Cova quien fue diputado provincial en 1856, estuvo en la asamblea constituyente y presidio la misma en 1864, fue Presidente del Consejo Municipal del Departamento Upata, durante cinco períodos en los cuales impulso el desarrollo urbanístico de Upata. Y ejerció en el año 1876 el cargo de Presidente del Estado Bolívar.
Impulsa la agricultura y la ganadería. Funda una Biblioteca Pública; construye el primer acueducto. Contrata para Upata profesores procedentes de la Capital de la República y de países extranjeros. Funda la Academia de la Historia.


Don Pedro Cova junto a Teodoro Meinhard, Sandalio Alcala y otros notables masones radicados en Upata fundan la Logia “UNIÓN Nro 34” según Carta Expedida en 19 de diciembre de 1870, donando la casa donde empezó a funcionar.


El excelentísimo señor Pedro Cova muere el primero de septiembre del año 1885. Y en su honor la Logia “UNION Nro 34” pasa a llamarse Resp Log Pedro Cova Nro 28 el 29 de septiembre de 1885.


El Q H Carlos Rodríguez Jiménez, quien además de diplomático era escritor y poeta, retrata al personaje en este soneto:

“Varón digno de lauros inmortales / paladín del progreso y del derecho / fue la ambición constante de tu pecho / hacer el bien y erradicar los males / Mecenas de mil nobles ideales / por todo el bien que en nuestra tierra has hecho / tu nombre en letras de oro y a despecho / del tiempo se conserva en tus anales / por haberla hecho culta y laboriosa / Upata agradecida a tu memoria / consagra su alabanza más hermosa / y unida a ella verá la historia / coronada tu frente luminosa / con los rayos más puros de la gloria”.

Fraternalmente
Harry V. Delfino Martínez
M∴M∴
Miembro activo de la Resp∴Log∴ Pedro Cova nro. 28

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴ EFEMERIDES MASÓNICAS / NATALICIO DEL Q∴ H∴ JOSÉ ANTONIO PÁEZ

José Antonio Páez Mason

«Su Majestad, es que no son ningunos salvajes. Si usted me da un Páez y cien mil llaneros de Guárico, Apure y Barinas, le pongo a Europa completa a sus pies»


Mariscal Morillo al Rey de España luego de

perder en Las Queseras 3 de Abril de 1819

El Q∴ H∴ José Antonio Páez Herrera, nació en Curpa, Capitanía General de Venezuela, Imperio español, 13 de junio de 1790, y falleció en Nueva York, Estados Unidos, 6 de mayo de 1873.

Fue un prócer de la independencia de Venezuela. General, Jefe del Ejército Nacional y Jefe Militar del Departamento de Venezuela. Como producto de la separación de Venezuela de la Gran Colombia fue su Presidente en varias ocasiones.

QQ∴ HH∴, compartimos con ustedes seis anécdotas interesantes de la vida de José Antonio Páez, recopiladas por el Periodista Venezolano Luis Alberto Perozo Padua. Foto: Cristhiano Junior.

  1. La prensa de la época llamaba al presidente «viejo ladrón» sin recato ni miedo. Pero Páez respondió al respecto: «Hasta los excesos de la prensa deben ser acatados, porque ella es de ordinario el órgano genuino de la opinión».
  2. Una vez los regidores del Cabildo de Puerto Cabello lo sacaron de sus casillas y Paéz les ofreció «unas patadas». Esas expresiones se citaron textualmente en un juicio público. En lugar de argumentar su comportamiento, Páez se retractó en un juicio público.
  3. Un día el general Páez llegó a una reunión de ganaderos con uniforme militar. Uno de los presentes le reclamó el atuendo y le dijo que ahí «no se iba a pelear» y que se trataba de un encuentro oficial al que podía haber ido con otra ropa. En lugar de apelar a su orgullo, José Antonio Páez pidió disculpas.
  4. En otra oportunidad, le pidió a su ministro de Hacienda, Santos Michelena, un adelanto de su sueldo como Presidente. Pero el ministro le respondió que no porque no tenía autorización de prestarle dinero del Tesoro Público, lo cual Páez aceptó.
  5. A Páez le encantaban los juegos de azar. Un día quiso participar en una «coleada de novillos» y no pudo porque los Alcaldes prohibieron el festejo. En lugar de echar mano de su condición de Presidente, el general se sometió a la decisión.
  6. Juan Manuel Cagigal escribió una vez un artículo de opinión en contra de Páez, quien usó su poder como Presidente para destituirlo del cargo de profesor en la Academia de Matemáticas, que era de carácter miliar. Las autoridades universitarias defendieron a Cagigal diciendo que el Poder Ejecutivo no tenía ningún poder sobre ese cargo. Páez aceptó los argumentos y publicó en Gaceta Oficial la anulación de la destitución.

Atte. Su Q∴ H∴ José Gregorio Sardelli Bravo M∴ R∴ G∴ M∴ En nombre la junta Directiva

COMUNICADO INSTITUCIONALIDAD MASÓNICA

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴*

S∴ F∴ U∴ – L∴ I∴ F∴

Gran Or de Caracas, 01 de Junio de 2020 (e v)


A las RResp LLog de la Jurisdicción.
Sus Respectivos OOr


COMUNICADO
El Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Venezuela, V H José Gregorio Sardelli Bravo, conjuntamente con la Gran Directiva de la M R G L R V, se dirige a todas las Logias bajo su jurisdicción con la finalidad de reafirmar los principios que constituyen la Institucionalidad masónica y que durante la existencia de nuestra augusta orden a nivel universal, han sido fuente fundamental para el mejoramiento de sus miembros con la finalidad de transformarlos en hombres virtuosos.
La Masonería como escuela de ciencia y virtud, inspira el actuar de sus miembros en un celoso respeto por la sociedad, la patria y el Estado. Esa forma de pensar, ser y hacer ha generado relaciones armónicas con el entorno al que pertenece.
En los momentos actuales la masonería por la presencia de la pandemia del COVID-19, apuesta por la recuperación de la salud de las personas afectadas. Son tiempos de reflexión, sindéresis y sensatez que requieren que enfaticemos con claridad meridiana quienes somos como institución y en consecuencia consideramos relevante manifestar lo siguiente:

PRIMERO: La Constitución de la Gran Logia de la República de Venezuela como Carta Fundamental del ordenamiento jurídico masónico venezolano, en sus artículos 1 y 18 establece la conceptualización de la Masonería y los deberes de los Francmasones respectivamente:
ººººººº

Artículo 1: “La Francmasonería, institución esencialmente filantrópica y progresiva, tiene por objeto
la investigación de la verdad, estudio y práctica de la Moral y de la Solidaridad. Trabaja por el
mejoramiento espiritual y material de la humanidad y por su perfeccionamiento individual y social.
Tiene por principios la tolerancia mutua, el respeto de los demás y de sí mismo, y la libertad absoluta
de conciencia no dando cabida en su seno a debates sobre política y religión.
Es su divisa: Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Tiene por deber extender a todos los miembros de la especie humana los lazos fraternales que unen
a los francmasones.
Recomienda a sus adeptos la propaganda de sus principios, asi por el ejemplo como de palabra y
por escrito; pero, siempre observando la reserva del secreto masónico.
Considera al trabajo como uno de los deberes esenciales del hombre, honra de igual manera el
trabajo intelectual como manual.”

Artículo 18: “Los deberes de los Francmasones son:
1) Velar por la integridad de su patria.
2) Obedecer las leyes del país donde vive…”

SEGUNDO: La Gran Logia de la República de Venezuela, su Junta Directiva y todos los afiliados que
integran las Logias bajo su jurisdicción están en la obligación de cultivar los valores del respeto,
confianza mutua, responsabilidad, solidaridad, tolerancia, igualdad, prudencia, caridad, libertad y
filantropía a nivel nacional.

TERCERO: La Gran Logia de la República de Venezuela, su Junta Directiva y todos los afiliados que
integran las Logias bajo su jurisdicción deben persistir en el propósito de formar hombres que asidos
de la virtud puedan sembrar la vocación de servicio a la nación, el respeto por las leyes que rigen la
convivencia social, la comprensión de los deberes y derechos de los ciudadanos y el verdadero
amor a la patria.
ººººººº

CUARTO: La Gran Logia de la República de Venezuela, su Junta Directiva y todos los afiliados que integran las Logias bajo su jurisdicción, como institución seria y responsable no participa, ni se inmiscuye en debates de naturaleza política o religiosa. En consecuencia, todos los QQ HH integrantes de la Masonería Regular Venezolana están en el deber de respetar irrestrictamente en el ejercicio de cada uno de sus actos individuales, realizados públicamente el ordenamiento jurídico masónico y en el caso particular de emitir opiniones a través de la Plataforma Digital de la Gran Logia de la República de Venezuela o de cualquier medio de comunicación social, apegarse al contenido del Reglamento Especial para las Publicaciones de Páginas Web, Uso del Correo Electrónico y Publicaciones Electrónicas.

QUINTO: La Gran Logia de la República de Venezuela, su Junta Directiva y todos los afiliados que integran las Logias bajo su jurisdicción con fundamento al Artículo 18.2 de su Constitución reafirma el respeto y acatamiento del contenido de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y demás leyes que conforman el ordenamiento jurídico patrio.

SEXTO: La Gran Logia de la República de Venezuela y su Junta Directiva reiteran que un masón se distingue por su carácter de autenticidad, ceñido a los principios éticos y morales. El genuino masón es un inquieto explorador de la verdad no un curioso superficial. Aprende y practica el respeto. Profesa la doctrina del trato fraterno como sentimiento cultivante de la paz, la armonía y solidaridad entre sus hermanos. Es un individuo ávido de sabiduría. Aplica la asertividad para mostrar su integridad en la toma de decisiones difíciles. Usa la conciencia como depositaria de la racionalidad a la hora de juzgar. Reconoce sus errores y busca corregirlos para aprender de ellos y crecer. No se deja vencer fácilmente por las pasiones. Es un trabajador que incansablemente labora para lograr su transformación interior. Es disciplinado y estricto consigo mismo. Recipiendario de la razón, amante de la paz, practicante de una filosofía de vida que permite gradualmente conocer el conocimiento contenido en las ciencias que lo convierte en un hombre libre por la seguridad de la sabiduría obtenida.
ººººººº

SÉPTIMO: La Gran Logia de la República de Venezuela y su Junta Directiva en unión de las Logias bajo su jurisdicción constituyen la máxima expresión de la Masonería Venezolana y bajo ningún respecto comparte, ni acepta la emisión pública de opiniones contrarias a la institucionalidad que pudieran dañar la imagen de nuestra augusta orden y por ese motivo rechaza todo acto en el que participen personas ajenas a esta institución abrogándose el uso de nuestro nombre y asumiendo conductas distintas a lo previsto en el ordenamiento jurídico masónico.

OCTAVO: La Gran Logia de la República de Venezuela y su Junta Directiva, enfatiza que quien ejerce el Poder Ejecutivo de la Gran Logia de la República de Venezuela es su Muy Respetable Gran Maestro V H José Gregorio Sardelli Bravo, conforme a lo pautado en el artículo 33.1 de la Constitución de la Gran Logia de la República de Venezuela y por lo tanto, representa a nuestra institución en “cualquier acto público o privado.”


NOVENO: La Gran Logia de la República de Venezuela y su Junta Directiva, instan a todos los afiliados que integran las Logias bajo su jurisdicción a respetar y cumplir rigurosamente, las normas de su Constitución, especialmente las aludidas en el contenido del presente comunicado.


JOSE GREGORIO SARDELLI BRAVO
Muy Respetable Gran Maestro

Refrendado
EULOGIO JOSÉ JIMÉNEZ AVILEZ
Gran Secretario

Sobre el incendio del Gran Templo Masónico Nacional

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴

El 11 de mayo de 1990, un pirómano de origen alemán residenciado en Venezuela provocó un incendio de manera premeditada al templo. El mismo se identificó como Peter Anto Litwin Skrijka, tres días después se presentó en la sede de la entonces Policía Técnica Judicial confesando su delito. Además, se atribuyó la autoría de otros intentos fallidos que realizó, con fines similares en el Panteón Nacional y en el Centro Islámico.

El incendio había destruido gran parte del templo… sus archivos, documentos y piezas de incalculable valor histórico; símbolos y joyas masónicas que pertenecieron a los próceres de la patria.

La Cámara Capitular quedó completamente calcinada, la Gran Secretaría calcinada en un 70% y todos los muebles y reliquias destruidas. De igual manera quedaron casi destruidas la Cámara del Grado 4º, la Cámara del Supremo Consejo Grado 33º, y en menor medida la puerta principal del templo. Sólo se rescataron algunas monedas y joyas de metal.

Así lo hizo saber el Supremo Consejo Confederado del Grado 33º de la República de Venezuela y la Gran Logia de la República de Venezuela a través del Doctor Edito Acevedo S.G. comendador: (108)

“El costo aproximado por la reparación de los daños causados hasta el momento es un total de $700.000 (setecientos mil dólares). Desde ya se trabaja muy activamente, organizando eventos de todo tipo que recaudarán fondos necesarios para tal fin… nunca en la historia del país se había vivido un atentado de esta naturaleza contra nuestra institución.”

Referencias:
Foto Caracas leída: Portal Digital Saber UCV.
108 Supremo Consejo Confederado del Grado 33º de la República de Venezuela y
la Gran Logia de la República de Venezuela, 1990; s/p.
Atentamente.

José Gregorio Sardelli Bravo M∴ R∴ G∴ M∴ y su Junta Directiva

180 Aniversario del Supremo Consejo Confederado del Grado 33, único y último para la República de Venezuela

DE JÚBILO LA MASONERÍA REGULAR VENEZOLANA

Desde el mediodía, hasta la medianoche.

La M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴ se une al júbilo que embarga al Supremo Consejo Confederado del Grado 33, único y último para la República de Venezuela, por la celebración de los 180 años de su productiva existencia.

Aprovechamos el inicio de este ciclo, como oportuno para estrechar lazos de fraternidad como dos Grandes Cuerpos Masónicos Hermanos.

Reconocemos el trabajo filosófico que han realizado tantos VV∴ HH∴ que dejaron aquí su huella imborrable de progreso y crecimiento intelectual.

Muchos de ellos se encuentran activos y han vivido el sueño de impulsar y desarrollar nuestra institución.

Nuestro respeto y reconocimiento a todos los I.P.H. Grandes Inspectores Generales de la Orden activos, súper numerarios y demás miembros, que han sido y son parte de las páginas de la historia a lo largo de estos CLXXX años.

En esta celebración, sin duda, todos hacemos una mirada retrospectiva. Por eso, es una ocasión propicia para observar con sabiduría su historia y reconocer en nuestra institución lo que es perdurable y debe conservarse con esmero. Pero al mismo tiempo, es la oportunidad de visualizar el porvenir y proyectar activamente su perspectiva tecnológica.

Desde esta mirada, se descubren hitos que han jugado un rol clave en su desarrollo, y por lo mismo están llamados a constituirse en los ejes de nuestra historia institucional. Como M∴ R∴ G∴ M∴ de la M∴ R∴ G∴ L∴ R∴ V∴ quiero invitarlos a unir esfuerzos en este presente, sólo así podremos proyectarnos hacia el futuro Digital que nos reclama.

El siglo XXI es el siglo de la humanización del saber técnico para transformar positivamente el mundo, empoderandonos a la velocidad de los nuevos descubrimientos.

Hablamos de la sociedad del conocimiento, hablamos de post modernidad. Es entonces cuando nos encontramos con una realidad incontrastable: la brecha tecnológica que existe entre el Masón del siglo XXI (e∴ v∴): que son nuestros Aprendices, Compañeros y Maestros Adultos Contemporáneos, y la generación de QQ∴ HH∴ que le precedió.
Esta oportunidad amerita que, como Masones, nos replanteemos objetivos, metas y pedagogías para poder formar al Masón que marchará de la mano con la vanguardia tecnológica.

De allí que sea necesario desarrollar el pensamiento crítico y estimular la actitud filosófica desde el primer ingreso a la institución y a lo largo de toda la carrera masónica.

Como verán, el prestigio de la educación filosófica, es una tarea de todos los Masones, a todos nos compete y es una tarea lenta, silenciosa, cargada de sacrificios cuyos frutos se conocen con el tiempo.

El R∴ E∴ A∴ y A∴ se encuentra en una etapa de trasformación tecnológica y como institución progresista debemos aceptar los nuevos desafíos y tendencias, conscientes de la revalorización del papel de la Masonería, juntos lo lograremos.

Feliz CLXXX aniversario del S∴ C∴ C∴ del Grado 33.

ATTE. Q∴ H∴ JOSÉ SARDELLI M∴ R∴ G∴ M∴ Y SU JUNTA DIRECTIVA

Ejerzamos el amor fraternal

Este es el mejor momento para ejercer nuestro amor fraternal

QQ∴ HH∴ a solicitud del M∴ R∴ G∴ M∴, la Gran Logia realizó una encuesta en nuestro canal informativo en Telegram: https://t.me/granlogiadevenezuela Centro Masónico Nacional de Noticias en la que se les preguntó: Mis QQ∴ HH∴ ¿consideran que están suficientemente abastecidos para los próximos 15 días?

Los resultados fueron los siguientes mis QQ∴ HH∴: El 26% de los encuestados contestó que contaba con suficiente abastecimiento, entendemos que sobre todo de alimentos, para soportar 15 días seguidos de cuarentena. El 37% contestó que no contaba con suficiente abastecimiento, y el 25% que lo iría adquiriendo en la medida que pasaran los días.

El 12% mis QQ∴ HH∴ contestó que no sabía que haría para sostenerse o pediría ayuda a su familia o a sus hermanos masones.
Ya tenemos más de 30 días de cuarentena. Es decir, los días para los cuales la mayoría de nuestros QQ∴ HH∴ no estaban preparados suficientemente ya terminaron.

Me pregunto ¿cómo estarán haciendo mis QQ∴ HH∴? Recordemos este fragmento de nuestro juramento: “…amar a mis Hermanos con todo mi corazón, socorrerlos con cuanto me sea dable, partiendo con ellos mi propia subsistencia.” Si nuestros cálculos no están equivocados por lo menos un 35% está viviendo con escasez o de la caridad. ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿Qué hemos hecho para apoyarlos en la medida de nuestras posibilidades?

Le hago un llamado a nuestros QQ:.HH:. Grandes∴ HHosp∴ Jesús Noriega y Jairo Rivera y a todos VV:. MM:. a que se comuniquen con todos los QQ∴HH∴HHosp:. de las 162 Logias a fin de que activen el contacto telefónico con cada uno de los hermanos de sus talleres a fin de conocer en qué situación se encuentran.

Y que cada Tall∴ active, una labor de filantropía para auxiliar a los QQ∴ HH∴ que se encuentren en situación de necesidad.
.
.
.
.
.

masoneriavenezolana #granlogia #republicadevenezuela #MasoneriaUniversal #masonesvenezolanos #venezuela #1paratodosvzla #granlogiadevenezuela #mrgldv #soy2020 #venezuela #masonesenfamilia #hospitalia

Pongamos en práctica Fe y Voluntad

Mis QQ:.HH:. En estos días de cuarentena es necesario colocar en práctica la FE y la Voluntad.

FE como creencia y esperanza, como un aspecto importante y esencial de la vida . Voluntad como la capacidad humana para decidir con libertad lo que se desea conquistar. El poder de nuestro pensamientos en los logros que emprendemos proviene de nosotros mismos, de las entrañas de nuestras almas, y solo el que confía puede perseverar en ascender los pasos que lo llevarán a preservar la vida.

La duda en las actitudes externas puede ayudarnos en la experiencia en este o aquel sector del progreso material, pero la vacilación en nuestro mundo interior es un consumidor de nuestras mejores energías. Y cualquiera que dude de sí mismo perturba la ayuda divina en si mismo y se enferma. Al comprender y entender la capacidad de la confianza que debe guiarnos hacia adelante, insistimos en la práctica de la bondad, todas las oportunidades y posibilidades a nuestro alcance, de una manera tranquila y serena, olvidando el desánimo y la incredulidad.

Si la gloria de la conquista surge hoy o mañana no importa. Vale la pena trabajar, haciendo lo mejor que podamos, aquí y ahora, porque la vida misma es responsable de brindarnos lo que buscamos y merecemos.

Tengamos la plena convicción que la fórmula para caminar con éxito hacia nuestra porvenir es avanzar sin dudar, amar, aprender y servir incansablemente a nuestros anhelos de preservar la vida.

Respetemos fielmente las recomendaciones de la OMS y la OPS.

Reciban mi afecto, mi cariño, junto a mi abrazo fraternal. Atte.Su Q:.H:. José Sardelli M:. R:. G:. M:.
.
.
.
.
.

masonesenfamilia #MasoneriaUniversal #masonesvenezolanos #venezuela #1paratodosvzla #granlogiadevenezuela #mrgldv #soy2020

¡Masonería Regular de Venezuela!

con casi 200 años de historia la Masonería Regular de Venezuela se proyecta al sigo XXI de la era vulgar con ánimos renovados, contentos y satisfechos de la valiosa labor realizada por quienes nos precedieron, nuestro juicio agradece su amor y entrega a la más sublime institución de la humanidad.

La Gran Directiva 2020 – 2023, integrada por:

Con una histórica participación nacional por parte de los diputados de todas las logias jurisdiccionadas a la Muy Respetable Gran Logia de la República de Venezuela y en un ambiente de fraternidad por completo. Nuestro Q.·. H.·. José Sardelli @jsardelli1402 es nuestro Gran Maestro electo para el gran período 2020-2023. Felicitaciones a todo el equipo Proyecto 20/20 Gran Logia y a todos los QQ.·.HH.·. que participaron en éste gran evento nacional. Seguimos Unidos en torno a nuestra Gran Logia. La familia masónica más grande de Venezuela celebra con júbilo el día de hoy.

GRANDES AUTORIDADES ELECTAS DE LA M∴ R∴ GRAN LOGIA DE LA REPÚBLICA DE VENEZUELA

A continuación, el cuadro de las GG∴ DDig∴ y GG∴ OOf∴ electos en la Gran Tenida de Escrutinio, celebrada, hoy, 9 de febrero de 2020:

Gran Maestro:

I∴ P∴ H∴ JOSÉ SARDELLI BRAVO

G∴ Maestro Adjunto:

I∴ P∴ H∴ MARIO HERNÁNDEZ

P∴ G∴ Vig∴: R∴ H∴ LUIS EULACIO

S∴ G∴ Vig∴: R∴ H∴ ENRIQUE EXPÓSITO

G∴ Orador F∴: R∴ H∴ VICTOR JANSEN

G∴ Sec∴ G∴ S∴ T∴: R∴ H∴ EULOGIO JIMÉNEZ

G∴ Tes∴: R∴ H∴ JOSÉ CASTILLO

G∴ Hosp∴: R∴ H∴ JESÚS ALBERTO NORIEGA VILLARROEL

P∴ G∴ Exp∴: R∴ H∴ CARLOS MOTA

S∴ G∴ Exp∴: I∴ H∴ NICÓMEDES BONILLA

P∴ G∴ M∴ Cer∴: R∴ H∴ GERMÁN PINTO SIMONELLI

S∴ G∴ M∴ Cer∴: R∴ H∴ RICARDO VALERY

G∴ G∴ T∴ I∴: R∴ H∴ RODRIGO FERREIRA

G∴ BBT∴: R∴ H∴ ESTEBAN NARANJO

G∴ ORADOR ADJ.: R∴ H∴ ANTONIO GARCÍA

G∴ SEC∴ ADJ.: R∴ H∴ GOIMAR SOTO

G∴ TES∴ ADJ.: R∴ H∴ CARLOS VARGAS

G∴ Hosp∴ ADJ.: R∴ H∴ JAIRO RIVERA ¡HURRA, HURRA, HURRA! Hurra !

S.·.F.·.U.·.